Herido muy grave un niño de seis años tras caerle una portería en Tres Cantos

No estaba anclada al suelo porque era «móvil». El menor permanece grave en La Paz

Operarios del centro deportivo revisaron por la tarde la seguridad de las porterías de algunos campos
Operarios del centro deportivo revisaron por la tarde la seguridad de las porterías de algunos campos

No estaba anclada al suelo porque era «móvil». El menor permanece grave en La Paz

Aunque desde el Hospital La Paz no querían facilitar ayer información sobre el estado del niño, fuentes sanitarias confirmaban que se encontraba muy grave. Se trata de un pequeño de sólo seis años, al que ayer le cayó encima una portería de fútbol en un polideportivo de la localidad de Tres Cantos ubicado en el sector Foresta. Al parecer, se encontraban varios niños jugando en una fiesta y la portería en cuestión no era de las fijas del campo, que sí van ancladas, sino una de las que sirven para los entrenamientos y que son móviles.

Según informaron a Efe fuentes del 112, la primera llamada que alertaba de que una portería se había caído y dado al niño en la cabeza se recibó a eso de las 13:30 horas de la tarde.

Como consecuencia del golpe, el niño sufrió un fuerte traumatismo craneoencefálico y también dificultad respiratoria, según un portavoz de Emergencias-Comunidad de Madrid.

A llegada de los sanitarios del Summa, los facultativos procedieron a intubarle. De forma inmediata fue trasladado con pronóstico muy grave al Hospital La Paz, donde quedó ingresado y, al cierre de esta edición, su estado no había mejorado. Según consta en la página web del Ayuntamiento de Tres Cantos, los campos de fútbol denominados Foresta están ubicados en la avenida de la Vega. El concejal de Deportes de Tres Cantos, Javier Juárez, explicó a Efe que el accidente se produjo durante la fiesta de final de curso de un club de fútbol, en la que, como había muchos niños, se han utilizado porterías que habitualmente se usan sólo en los entrenamientos.

Esas porterías tienen aproximadamente un metro de altura y no están ancladas al suelo.

El niño, según explicó el concejal –que estaba presente en el momento del accidente–, recibió un golpe fuerte pero no perdió la conciencia.

Estos campos de fútbol, que son propiedad del Ayuntamiento de la localidad, fueron reformados hace un año y medio, según especificó el edil del municipio, consternado por la noticia.