Madrid

Y Errejón se sumó a la fiesta de Carmena

La alcaldesa y el humorista Broncano se convirtieron en el dúo cómico con Forocoches como hilo conductor

Publicidad

Es la semana en la que los periodistas se reparten –como pueden– entre copas de Navidad de empresas, instituciones, partidos políticos..., pero a la que ninguno quiere faltar es a la del Ayuntamiento. Ese momento en el que la tensión por ser de un medio peleón –por no decir otro calificativo– desaparece y se pueden plantear los temas –y los reproches del año– con una copa de vino o una cerveza en la mano.

Puede que fuera por ser el final de una etapa –en mayo finaliza su mandato– o simplemente porque la regidora quería hacer un discurso navideño diferente, lo cierto es que la alcaldesa consiguió captar la atención de todos los asistentes, periodistas y políticos, sin distinción. Carmena se rió de Carmena. Y muy bien. Sin cortapisas. Eso sí, contó con una pareja cómica sin igual, David Broncano. Él llevaba un pequeño guión de lo que quería decir en su móvil, pero Rita Maestre insistía en que «no hay nada preparado, de verdad». La regidora iba respondiendo con naturalidad –y mucha gracia– a los «vaciles» del humorista.

Así, Broncano empezó a enumerar algunas de las peticiones que quería hacerle a la alcaldesa: «Lo de las frases cuquis de las aceras fuera». No, decía ella moviendo la cabeza y no dudó en arrebatarle el micro: «Son absolutamente estupendas. Como mucho te dejo que te lleves alguna palabra de cada una, sólo eso». Y añadió: «Lo ponemos para que la gente que quiera ser atropellada, no se deje atropellar. Para que piensen: ''¿Cómo lo voy a hacer si la vida es bella?''», decía con cierta guasa ante las risas generalizadas de periodistas y algún que otro político.

La recepción, como confirmó horas después el propio Ayuntamiento, estaba dirigida en exclusiva a periodistas y a responsables de comunicación de partidos políticos, además de a los concejales del equipo de Gobierno. Arroparon a la alcaldesa, sus ediles de confianza Marta Higueras, Rita Maestre, Inés Sabanés, Jorge García Castaño, Pablo Soto, Nacho Murgui, Esther Gómez, Paco Pérez o Mauricio Valiente (Izquierda Unida) con los que se prevé que figure en la papeleta electoral. Pero, sorpresa, entre los corrillos también se encontraba Íñigo Errejón, candidato de Podemos a presidir la Comunidad, pero no Julio Rodríguez, la apuesta de Pablo Iglesias para acudir con Carmena a los comicios de 2019. Junto al que fuera uno de los fundadores del partido morado también acudieron los diputados de la Asamblea Eduardo Rubiño y Hugo Martínez Abarca, mientras que no acudió ningún representante del resto de formaciones que no estaban invitados.

Publicidad

Y sin perder el ritmo, Broncano recuperó el micrófono. Tocaba darle un repaso a Bicimad: «Lo de nacionalizarla guay, pero debéis liberalizar el uso. ¿Cómo es eso de que no se puede ir en sentido contrario en la plaza de Colón?». Y ahí Carmena inventó una nueva palabra: «biciKO». «Eso es lo que quieres, ¿no?», insistía. «No te preocupes, que estamos trabajando en este proyecto».

Y, finalmente, la alcaldesa se hizo con su propio micro y ahí arrancó definitivamente la «pelea de gallos». Como hilo conductor... Forocoches. «Si es que no se escucha a la gente», decía con mucha ironía el presentador de «La resistencia». Antes de que siguiera con la lista de comentarios diarios contra Carmena que aparecen cada día en este foro
– «Lo próximo que quiere la alcaldesa es quitarnos la carne. Hay que ser veganos y comunistas para no contaminar», leía el humorista como ejemplo– ella pidió que leyera los más suaves. «Es que hay un hilo entero bajo el enunciado: 'Si Carmena no existiera...' ¿Lo leo?». «¡Venga!», le decía ella con la mirada.

Publicidad

«Tengo que confesar que tengo dos personalidades», desveló la edil de Ahora Madrid. «La de alcaldesa y la mía de verdad. Con esta última, todo esto que me dices me importa un pito», dijo sin cortapisas. Y el rap que compartieron continuó. «Creo que a Echenique le pone Carmena», dice otro usuario de Forocoches. Ante las risas de los invitados, ella no dudó en entrar: «A mí eso me parece bien. ¿Qué queréis que os diga? Soy muy agradecida».

Tras el dúo cómico, la alcaldesa felicitó las fiestas a todos los periodistas sin dejar un último recadito: «Que todos seáis felices, pero..., los que se han portado regulín, el año que viene un poquito mejor, ¿no?». «Tú a mí me gustas muchísimo», le dijo al humorista mientras le agarraba por la cintura.