Ciudadanos blinda su línea roja con Vox y rechaza que entre en el Gobierno regional

La formación de Santiago Abascal exige formar parte del Ejecutivo murciano y filtra unos documentos olvidados en el despacho del partido naranja en el que exige la Vicepresidencia y cinco Consejerías para pactar con el PP

Imagen de algunos de los esbozos filtrados por Vox en los que se muestran las exigencias de Ciudadanos para pactar con el PP e ir de la mano en la formación del Gobierno regional
Imagen de algunos de los esbozos filtrados por Vox en los que se muestran las exigencias de Ciudadanos para pactar con el PP e ir de la mano en la formación del Gobierno regional

La formación de Santiago Abascal exige formar parte del Ejecutivo murciano y filtra unos documentos olvidados en el despacho del partido naranja en el que exige la Vicepresidencia y cinco Consejerías para pactar con el PP

«Haremos todo lo posible para que Vox no entre en el Gobierno regional». Así de contundente se pronunció ayer el responsable del Comité negociador de Ciudadanos en la Región, Miguel Garaulet, y aseguró que en el proceso negociador con el Partido Popular remarcará su negativa a formar parte del mismo Gobierno autonómico que la formación de Santiago Abascal.

En declaraciones a Onda Regional, el diputado de la formación naranja respondió acerca de unos documentos que Vox filtró ayer a los medios de comunicación donde se mostraban algunas de las exigencias de Cs para pactar con el PP, como la Vicepresidencia del Ejecutivo murciano, la Portavocía y cinco consejerías.

Ante esto, reprochó que los de Vox se quedaran las carpetas con dichos documentos olvidados en el antiguo despacho del grupo parlamentario de Ciudadanos, y que ahora ha sido ocupado por Vox. «Este es el tipo de personas que son. En vez de devolverlas se las envían a un medio de comunicación. ¿Con esta gente queremos que gobiernen en la Región de Murcia? Intentaremos hacer todo lo posible para que así no sea».

Garaulet aseguró que la formación de derechas únicamente ha llegado a la política para «servirse a sí mismos», mientras que defendió que su grupo sirve a los ciudadanos. Este, dijo, es el principal motivo por el que no iniciarán las negociaciones con ellos. «Con esas personas no se puede llegar a un acuerdo de gobernabilidad serio, responsable y real».

Por su parte, el responsable de las negociaciones de Vox, Luis Gestoso, señaló que por mucho que se cierren a hablar con ellos, necesitan de su apoyo para entrar en un gobierno con el PP. «Que pacten lo que quieran, porque sin la aportación de Vox y nuestras propuestas programáticas, desde luego, no van a gobernar».

De hecho, Gestoso aseguró que una de las principales condiciones que pondrán en las negociaciones será entrar en el Ejecutivo murciano «en las mismas condiciones que Ciudadanos, en proporción al número de escaños. Eso es inapelable, y no vamos a regalar los votos a la gente que nos menosprecia, insulta y llama fascistas».

Asimismo, aseguró que siguen esperando a que alguien del PP se ponga en contacto con ellos. «Hemos hablado con el PP una vez, pero estamos abiertos y esperando a que alguien se digne a hablar con nosostros y nos explique, por lo menos, qué es lo que pretende hacer con nuestros votos».

Por su parte, el candidato del PP a la presidencia, Fernando López Miras, aseguró que la negociación con Cs sigue avanzando para alcanzar un gobierno reformista y liberal, y hoy se volverán a reunir las comisiones negociadoras a primera hora para cerrar filas en torno al propio López Miras.

El Gobierno regional no puede ser algo frívolo

Sobre la polémica de los papeles de Ciudadanos filtrados ayer por Vox, el presidente en funciones, Fernando López Miras, inquirido por esta cuestión, aseguró que la negociación del futuro Gobierno regional no puede ser «algo frívolo ni limitarse únicamente a hablar de sillones». A su juicio, los pactos deben dirigirse en las medidas y decisiones políticas de los próximos cuatro años. Además, preguntado por la posible alianza entre Cs con el PSOE, señaló que el único escenario que él contempla es el de un acuerdo para configurar la Asamblea Regional, «y que permita reflejar la inmensa mayoría de la voluntad de los murcianos».