El «Ecce Homo» de la Región recorre Alemania para homenajear el «Siglo de Oro»

El óleo de Murillo pertenece al Museo de Bellas Artes de Murcia (Mubam)

La obra de Murillo recorrerá Alemania como símbolo del arte español
La obra de Murillo recorrerá Alemania como símbolo del arte español

El óleo de Murillo pertenece al Museo de Bellas Artes de Murcia (Mubam)

Los fondos pictóricos españoles recorrerán Alemania para ser expuestos en una muestra bajo el nombre «El Siglo de Oro. Die Ära Velázquez», («La época de Velázquez»), entre las que se encuentra la obra «Ecce Homo», realizada por Bartolomé Esteban Murillo en la segunda mitad del siglo XVII y que forma parte de los fondos del Museo de Bellas Artes de Murcia (Mubam).

La pieza, propiedad de la Comunidad, es un óleo sobre lienzo de 153 por 105 centímetros que se encuentra en estos momentos expuesta en la pinacoteca Gemäldegalerie, que forma parte del conjunto de museos estatales de Berlín.

La directora general de Bienes Culturales, María Comas, destacó «la calidad del patrimonio artístico de la Región que desde el Gobierno autonómico siempre se trata de poner en valor». Un patrimonio, explicó, que se encuentra integrado por grandes colecciones que se exhiben en los museos de la Comunidad y en las que destacan obras que son solicitadas por instituciones y fundaciones «tanto fuera como dentro de España».

De este modo, más de 130 obras de pintura y escultura del siglo XVII pueden verse en la pinacoteca de Berlín, que posee la colección más importante de pintura española en Alemania, a la que se han unido numerosos préstamos internacionales como el realizado por el Muram.

Velázquez, El Greco, Zurbarán y Murillo son algunos de los artistas que componen esta muestra, que se trasladará a partir del 25 de noviembre al Museo Kunsthalle München, situado en Múnich.

Cristo maniatado

El «Ecce Homo» de Murillo fue realizado entre 1670 y 1680 y relata un episodio bíblico de la Pasión de Cristo. Murillo representa a Cristo maniatado, con una corona de espinas, una caña en la mano a modo de báculo y un manto púrpura en el regazo, símbolos de la humillación a la que fue sometido.

La composición responde a un modelo común que se remonta al gótico «y que evoluciona para insertarse en las diversas corrientes artísticas. La sobriedad en la representación de los valores cromáticos de la figura y la introspección que sugiere su pose le confieren una gran elegancia y serenidad, por lo que también fue llamado Cristo de la Paciencia», destacó Comas.

El «Ecce Homo» perteneció a la colección que desde el siglo XVIII reunió José de León Pizarro, y en 1924 fue depositado por Isabel María Baltasara López y López, última heredera, en el asilo-hospital que fundó en Villanueva del Segura. Años más tarde, la ahora extinta Diputación de Murcia adquirió esta obra.