Actualidad

El Mar Menor se eleva a Bruselas para evitar posibles daños en futuras inundaciones

El presidente López Miras propone la incorporación de expertos de la UE al grupo de trabajo creado en la Región para buscar soluciones ante catástrofes naturales

El presidente López Miras propone la incorporación de expertos de la UE al grupo de trabajo creado en la Región para buscar soluciones ante catástrofes naturales

Publicidad

La visita del presidente murciano, Fernando López Miras, a Bruselas no sólo ha servido para exigir más fondos europeos en la reconstrucción de las zonas devastadas por la gota fría durante el pasado mes de septiembre, sino también para poner en valor la importancia de cuidar uno de los enclaves más importantes de la geografía tanto murciana como europea: el Mar Menor. Por ello, y tras los arrastres que la laguna salada ha sufrido por las inundaciones, el jefe del Ejecutivo murciano se reunió ayer con el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, para pedirle la «implicación» de la Unión Europea en recuperar la estabilidad de la «joya del mediterráneo».

«El Mar Menor no puede esperar más, hay que actuar en su regeneración y en que se minimicen los efectos de un posible nuevo temporal de estas características». Con estas dos premisas, López Miras puso de manifiesto la gravedad de la situación hídrica, por lo que solicitó la incorporación de expertos europeos al grupo de trabajo constituido en la Región.

«Juntos podemos abordar las causas y consecuencias del temporal de fuertes lluvias con el objetivo de encontrar soluciones a corto, medio y largo plazo».

Para ello, entregó a Calleja un informe detallado sobre los efectos que la gota fría ha dejado sobre la Comunidad, y se mostró «satisfecho» porque el director general mostró toda su disposición y apoyo en la búsqueda de soluciones comunes y financiación para reparar los daños ocasionados.

Publicidad

«Ante catástrofes nunca antes vistas en la Región, necesitamos la ayuda de Europa, de aquellos que comparten este proyecto común».

Además, recordó que la valoración inicial realizada por el Gobierno murciano sobre el alcance de los daños ascendía a los 600 millones de euros. «Por eso estamos en Bruselas, en el corazón de Europa, pidiendo ayuda».

Publicidad

Siguen los trabajos de limpieza

Por otra parte, también ha tenido lugar la tercera reunión del Foro de Coordinación Interadministrativo del Mar Menor, presidida por el consejero del ramo, Antonio Luengo, quien informó sobre las actuaciones que se han estado llevando a cabo en materia de limpieza y monitorización de la laguna.

Entre las tareas, Luengo destacó la limpieza tanto en línea de costa como en el interior, en la que han participado cuatro operarios, una maquinaria de retirada de biomasa, el barco Limpiamar y dos buzos profesionales, quienes, hasta la fecha, han retirado más de 4.200 metros cúbicos de residuos. «Seguimos tomando nota sobre los niveles de turbidez, nitratos, temperatura, salinidad, clorofila y ficoeritrina».

Una laguna vigilada por expertos

Desde antes del episodio de lluvias torrenciales, el Mar Menor está monitorizado para conocer el avance de su evolución. En este trabajo participan científicos e investigadores de las universidades Politécnicas de Cartagena y Alicante, centros de investigación como el IEO, el Imida o el Cebas, así como técnicos de la administración.