El PP no ve contrincante a Vox, y el PSOE prefiere «un mal gobierno» a volver a votar

La resaca electoral deja luces y sombras en los partidos de la región, que miran de reojo a los de Santiago Abascal tras alzarse en Murcia como el principal bastión de la formación en España

Los principales líderes políticos de la Región, durante el debate en la 7TV Región de Murcia previo a la celebración de las elecciones del domingo
Los principales líderes políticos de la Región, durante el debate en la 7TV Región de Murcia previo a la celebración de las elecciones del domingo

La resaca electoral deja luces y sombras en los partidos de la región, que miran de reojo a los de Santiago Abascal tras alzarse en Murcia como el principal bastión de la formación en España

Los líderes políticos de la Región de Murcia amanecieron ayer todavía con cierta resaca electoral que dejó luces para algunos, y sombras para otros. Los «populares» aplaudieron y celebraron el aumento de votos que les ha posicionado como segunda fuerza mayoritaria, obteniendo un diputado más en el Congreso al pasar de dos a tres. Pero esa victoria supo a agridulce debido al auge que ha experimentado Vox en la Comunidad, posicionando a la Región como principal bastión de los de Santiago Abascal en España. Tal y como vaticinó Teodoro García Egea (PP) durante la campaña electoral, la fragmentación de voto ha dividido a la derecha.

Tras conocerse los resultados, el líder del PP y presidente autonómico, Fernando López Miras, aseguró que no considera a Vox «como futuro contrincante electoral», y acusó a Pedro Sánchez de ser el culpable de elevar a dicho partido en su ascenso. «Si no le hubiera seguido el juego, ahora Pablo Casado habría ganado las elecciones».

En la izquierda, pese a la victoria en las urnas de Sánchez, las filas internas del PSOE temen que continúe el bloqueo. Fuentes socialistas contaron a LA RAZÓN que el ala izquierda del partido «sabía que el resultado probable sería el mismo que en abril, y se advirtió a Sánchez. Ahora preferimos la formación de un mal gobierno que volver a las urnas. Haría mejor si mirara más a la izquierda del partido».

El secretario general de los socialistas murcianos, Diego Conesa, reprochó a Ciudadanos que no apoyara al PSOE en la formación de un gobierno en Murcia, «porque tuvieron la oportunidad de apostar por la estabilidad y el cambio».

Pero sin duda, los más afectados por esta nueva convocatoria de comicios fueron los de Albert Rivera. El que hasta ayer fuera presidente de Cs no supo cómo reconducir a su partido hacia una posición más fortalecida, lo que provocó que, incluso estando en el Gobierno regional, en Murcia no obtuvieran ningún escaño.

La vicepresidenta regional y portavoz de Cs, Isabel Franco, dijo en redes sociales que ahora es «más importante que nunca» el proyecto moderado, de centro, que representa Cs. «Tenemos que identificar los errores que hemos podido cometer. Necesitamos ser fuertes y tener claro de que el proyecto de Cs es más importante que nunca».

De la misma manera, Miguel Garaulet, cabeza de lista al Congreso, tras conocer los resultados lamentó que la Región de Murcia «esté marcada con verde en el mapa», pero reconoció los malos resultados obtenidos y lanzó un mensaje a los afiliados: «Volveremos».

Desde Vox, los principales líderes celebran desde el domingo los 200.000 votos obtenidos en la Región, y aseguran que defenderán, como ningún otro partido, la unidad de España.

Croem lamenta el agotamiento ciudadano

El presidente de la Croem, José María Albarracín, lamentó ayer la sensación de «agotamiento» de los españoles, a pesar de la «buena» respuesta en estos comicios nacionales. En clave electoral y preguntado por el triunfo de Vox en la Región, ha definido al partido de Abascal como «constitucionalista».