Política

El PP urge a cumplir la ley y autorizar un trasvase cuanto antes

La vicesecretaria de Organización insta al PSOE castellano-manchego a hacer «lo que crea oportuno» tras amenazar con blindar la cuenca del Tajo

La vicesecretaria de Organización del PP, Adela Martínez-Cachá, exigió ayer la autorización de un trasvase del Tajo para paliar los efectos de la situación de «prealerta» de la cabecera del Segura
La vicesecretaria de Organización del PP, Adela Martínez-Cachá, exigió ayer la autorización de un trasvase del Tajo para paliar los efectos de la situación de «prealerta» de la cabecera del Segura

La vicesecretaria de Organización insta al PSOE castellano-manchego a hacer «lo que crea oportuno» tras amenazar con blindar la cuenca del Tajo

La escasez de agua, la urgente necesidad de los agricultores de disponer de recursos hídricos y el aumento de las temperaturas ha vuelto a salir a la palestra en un momento determinante de la precampaña política. La vicesecretaria de Organización del PP murciano, Adela Martínez-Cachá, exigió ayer una reunión de la Comisión Central de Explotación del Trasvase Tajo-Segura «ya», y urgió a desembalsar 20 hectómetros cúbicos de acuerdo a lo que contempla la Ley con respecto a la situación actual de los embalses de Entrepeñas y Buendía.

En este sentido, recordó que el pasado mes de noviembre, el Gobierno socialista de Pedro Sánchez ya negó un trasvase, «incumpliendo con algo que está establecido negro sobre blanco», y advirtió que la cuenca del Segura se encuentra en una situación de «prealerta», y por lo tanto la reunión de la Comisión debe ser inmediata. «Es lo que nos corresponde».

El uso político del agua fue también sacado a colación por el presidente socialista del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien advirtió que blindará la cuenca del Tajo vía reforma estatutaria «para protegerlo», en el caso de que el Ejecutivo murciano también incluya en el Estatuto de Autonomía la defensa del trasvase.

Al hilo de estas declaraciones, la «popular» incidió en que para los murcianos el trasvase «no solo no es discutible, sino que es imprescindible para que podamos vivir. Es una infraestructura vital a la que no vamos a renunciar nunca».

Por ello, insistió en que sería «imposible que Murcia no reconociera el derecho al agua», al igual que todos los españoles, e instó a García-Page a hacer «lo que considere oportuno».

Defensa unánime

Otro de los actores implicados ayer en la polémica fue el presidente en funciones de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, quien aseguró que el trasvase Tajo- Segura «es absolutamente irrenunciable para la Comunitat en estos momentos», desafiando a su homólogo castellano-manchego.

Rechazo a la subida de impuestos de Sánchez

«Con el gobierno socialista los impuestos suben y las previsiones de crecimiento económico bajan». Así lo dijo Martínez-Cachá, en clave nacional valorando la revisión a la baja que publicó el Gobierno central, de su previsión de crecimiento para 2020 y 2021; desde el 2,2 por ciento que estaba previsto para este año, lo ha rebajado tres décimas para 2020 (hasta el 1,9 por ciento) y para 2021 (1,8) según los datos que envió a Bruselas en su Plan de Estabilidad. «Se trata de una previsión a la baja que es la primera consecuencia de las políticas desacertadas en materia económica del PSOE de Pedro Sánchez».