La ola de calor activa los protocolos de alerta en todos los servicios de la Región

El trabajador que sufrió un golpe de calor en Calasparra, continúa grave en la UCI del Morales Meseguer

Imagen del folleto editado por la Comunidad para prevenir los golpes de calor entre los trabajadores. LA RAZÓN
Imagen del folleto editado por la Comunidad para prevenir los golpes de calor entre los trabajadores. LA RAZÓN

El trabajador que sufrió un golpe de calor en Calasparra, continúa grave en la UCI del Morales Meseguer

La ola de calor que afecta a la mayor parte del país llegó a la Región de Murcia con temperaturas de 38 grados y alerta amarilla desde las 14:00 hasta las 20:00 horas del sábado en el Altiplano, noroeste, Valle del Guadalentín, Lorca, Águilas y la Vega del Segura. Solo se mantuvieron fuera de la alerta, la zona del litoral entre San Pedro del Pinatar y Mazarrón así como la comarca del Campo de Cartagena.

Ante la altas temperaturas que se prevén durante todo el verano, la Comunidad ha iniciado una campaña de prevención del golpe de calor en el trabajo mediante la difusión de 2.000 ejemplares impresos de un folleto informativo en español y árabe entre empresas, así como diferentes agentes económicos y sociales.

Hay que recordar que el pasado jueves, un hombre de 50 años de edad, sufrió un golpe de calor cuando se encontraba trabajando en la finca agrícola El Soto de Calasparra por lo que tuvo que ser ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital José María Morales Meseguer de Murcia, donde permanece estable, según la Consejería de Salud.

Los días de riesgo de altas temperaturas se recomienda evitar trabajos que exijan esfuerzo físico en las horas centrales del día, proporcionar ayuda mecánica cuando sea posible, para reducir el esfuerzo físico, realizar descansos cortos, cada veinte minutos, en los que el trabajador debe hidratarse. También usar ropa suelta de algodón de colores claros y beber agua fría.

También el Servicio de Teleasistencia ha activado el protocolo por altas temperaturas y evitar los golpes de calor y sus consecuencias entre las personas mayores y los dependientes.

Otras de las consecuencias del calor fueron los incendios que se produjeron en la ribera del Río Segura en Cieza, en Mazarrón y En Bullas que quedaron controlados a primera hora de la tarde tras la intervención de las brigadas forestales, bomberos y helicópteros de Protección Civil.