Política

La reforma del Estatuto de Autonomía incluirá el blindaje del trasvase y la infrafinanciación

PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos llegan a un principio de acuerdo para debatir la normativa el lunes

Los portavoces de los cuatro partidos parlamentarios. De izquierda a derecha, Óscar Urralburu (Podemos), Miguel Sánchez (Cs), Joaquín López Pagán (PSOE) y Víctor Martínez (PP), en una foto de archivo
Los portavoces de los cuatro partidos parlamentarios. De izquierda a derecha, Óscar Urralburu (Podemos), Miguel Sánchez (Cs), Joaquín López Pagán (PSOE) y Víctor Martínez (PP), en una foto de archivo

PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos llegan a un principio de acuerdo para debatir la normativa el lunes

La Junta de Portavoces de la Asamblea Regional determinó ayer convocar un Pleno extraordinario previsto para el próximo lunes en el que se someterá a debate y votación la reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, en la que está previsto incluir algunos de los puntos estratégicos del Gobierno regional como es el blindaje del trasvase Tajo-Segura y que se reconozca que la Comunidad está infrafinanciada por el sistema autonómico.

Así lo determinaron los portavoces parlamentario Víctor Martínez (PP), Joaquín López (PSOE), Óscar Urralburu (Podemos) y Miguel Sánchez (Ciudadanos), quienes llegaron a un principio de acuerdo en el que se prevé que la nueva norma incorpore nuevos derechos y competencias. No obstante, según el líder de la formación naranja, los cambios «deberán ser ratificados por la ciudadanía murciana en un referéndum».

Los cuatro portavoces coincidieron en resaltar que hay un acuerdo «casi completo» por parte de todos los grupos, a falta de concretar, según Urralburu, «la redacción de la disposición que alude a la necesidad de una financiación justa desde el Gobierno central».

Por su parte, el portavoz popular aplaudió que la novena legislatura de la Región «va a tener un cierre magnífico» gracias a la reforma parlamentaria de un texto «que finalmente reflejará la realidad actual de la sociedad gracias al trabajo de los grupos y al impulso del Gobierno regional».

No obstante, Martínez insistió en que todavía quedan «flecos» que cerrar, pero aseguró que no supondrán ningún impedimento porque hay consenso. «Estamos dando una lección, ya que anteponemos el bienestar de la Región».

Desde el PSOE, López Pagán consideró que el acuerdo de los grupos supone un «excelente colofón» a una legislatura intensa, y quiso recordar la labor realizada también por los diputados autonómicos entre 2007 y 2015. «Ellos también trabajaron en la ponencia que concluirá su labor el próximo lunes».

Trato igualitario

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, también valoró como positivo el acuerdo parlamentario, ya que incluirá dos puntos fundamentales y estratégicos impulsado por su Ejecutivo.

«La razón de ser de que el PP impulsase la reforma fue que se reconociera el derecho a agua y se garantizase la seguridad jurídica del trasvase Tajo-Segura, y que se asuma que la Región está infrafinanciada, para que el sistema deje de tratar a los murcianos como españoles de segunda».

Vox denuncia el «oscurantismo»

Las críticas a la reforma del Estatuto llegaron por parte de Vox, quien acusó a los portavoces de «aprovechar las últimas horas de la legislatura para pergeñar con opacidad absoluta una reforma lesiva para los intereses de los murcianos». A juicio del portavoz en Murcia, David Ibáñez, el nuevo Estatuto «traspone al principal texto legal de la Región las leyes ideológicas de la izquierda, como ocurre con el derecho a la identidad de género, la memoria democrática o el derecho de muerte digna, que bajo enunciados aparentemente neutros, esconden la intención de la izquierda de aplicar medidas sectarias». Ibáñez criticó también que no se devuelva la Educación o la Sanidad al Estado.