La Reforma del Estatuto propuesto por el PSOE no podría salir adelante sin el PP

La Ley recoge en el artículo 55 que la reforma deberá ser apoyada por tres quintas partes de la Cámara

El vicesecretario de Acción Política del PP en la Región, Francisco Bernabé, ayer
El vicesecretario de Acción Política del PP en la Región, Francisco Bernabé, ayer

La Ley recoge en el artículo 55 que la reforma deberá ser apoyada por tres quintas partes de la Cámara

La Reforma del Estatuto de Autonomía propuesto por el PSOE para que asegure una legislatura de cuatro años, y no solo de dos, no podría hacerse efectiva sin el apoyo del Grupo Parlamentario Popular. Según la Ley Orgánica 4/1982, de 9 de junio, en el Artículo 55 en el punto dos se especifica que la iniciativa debe ser aprobado por la Asamblea Regional «por mayoría de tres quintos de sus miembros y sometido ulteriormente a la aprobación de las Cortes Generales de como ley orgánica».

Esta de las iniciativas se enmarcó como una de los acuerdos alcanzados por el PSOE y Ciudadanos (Cs) para sacar adelante la moción de censura contra el presidente de la Comunidad, Pedro Sánchez.

Según dicta la Ley, la iniciativa corresponderá a una cuarta parte de los miembros del Parlamento, a una tercera parte de los municipios represente, al menos, la mayoría del censo electoral de la Región y al Consejo de Gobierno. No obstante, para sacarlo adelante deberá ser aprobado por un total de 27 diputados de los 45 que conforman el arco parlamentario, contando el PP con 22 y el resto de formaciones políticas con 23.

Y así fue precisamente como lo explicó el vicesecretario de Acción Política del PP en la Región, Francisco Bernabé, quien afirmó estar «muy preocupado» por lo que pueda pasar durante el debate de la moción de censura. «Lo que pase está en manos de Ciudadanos», pero incidió en que los populares seguirán apoyando a Sánchez porque, a su juicio, es una «injusticia que se debata esta moción sin esperar a que la Justicia se pronuncie».

No obstante, el Estatuto también dicta que la modificación que implique la asunción de «nuevas competencias» únicamente exigirá su aprobación por la mayoría absoluta de la Cámara, es decir, de 23 diputados. Además, apunta al artículo 148 de la Constitución Española en el que se trata la Organización Territorial del Estado: «Transcurridos cinco años, y mediante la reforma de los Estatutos, las Comunidades podrán ampliar sucesivamente sus competencias».

Igualmente, tal y como avanzó LA RAZÓN ayer, la declaración de intenciones de Tovar tiene trampa, dado que según se recoge en el Estatuto de Autonomía, en su artículo 27, establece que el presidente «no podrá acordar la disolución de la Asamblea durante el primer período de sesiones cuando reste menos de un año para su terminación», así como tampoco se podrá acordar la disolución «antes de que transcurra «el plazo de un año desde la última disolución por dicho procedimiento».

Por lo tanto, y en contra de lo que el secretario general está negociando con Ciudadanos, González Tovar debería estar al menos un año al frente del Gobierno, y no seis meses tal y como se había anunciado, estableciendo nuevos comicios para el próximo otoño.

«Tovar miente»

Ante tales declaraciones de intenciones expresadas por los socialistas que, según la Ley, no se pueden sacar adelante, la portavoz del Gobierno murciano, Noelia Arroyo, acusó al secretario general del PSOE, Rafael González Tovar, de estar engañando a la formación naranja «porque no convocará elecciones», e instó a Cs a no dejarse llevar por la estrategia socialista.

«Hasta el último momento pediremos a la formación naranja sentido común, prudencia y respeto para que Tovar no sea presidente, porque los murcianos le rechazaron y esa no es la petición de la sociedad, además de que no le interesa ir a elecciones».

Desde el Partido Popular, además, señalan que no es la primera vez que el secretario general del PSOE murciano miente, dado que ante los medios reconoció que no conocía al perito de la Fiscalía que testificó el pasado lunes contra Pedro Antonio Sánchez en el TSJ, y posteriormente salieron a la luz diversas imágenes que los relacionaban en varios actos de partido.