Política

Los regantes plantean movilizarses ante el «trasvase cero» y pedir la dimisión de Ribera

El PP acusa al Gobierno de Pedro Sánchez y al PSOE regional de «humillar» a los murcianos

El presidente del sindicato de regantes Scrats, Lucas Jiménez (i), calificó de un «ataque sin precedentes» la decisión tomada por el Ministerio para la Transición Ecológica de solo trasvasar agua para consumo humano
El presidente del sindicato de regantes Scrats, Lucas Jiménez (i), calificó de un «ataque sin precedentes» la decisión tomada por el Ministerio para la Transición Ecológica de solo trasvasar agua para consumo humano

El PP acusa al Gobierno de Pedro Sánchez y al PSOE regional de «humillar» a los murcianos

A. G. V. - El Ministerio para la Transición Ecológica ha perpetrado «el ataque más virulento contra el trasvase Tajo-Segura». De esta forma criticó el presidente del Sindicato Central de Regantes (Scrats), Lucas Jiménez, la decisión de no destinar ni una gota de agua al regadío, sino únicamente aprobar el trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos en noviembre para consumo humano, y no los 20 establecidos para este mes. «O bien se trata de un error manifiesto basado en el desconocimiento más absoluto de esta infraestructura o es una mentira para poner fin a la llegada de trasvases. Es indignante».

De hecho, los regantes no descartan convocar movilizaciones, como anteriormente se han realizado, e incluso pedir la dimisión de la ministra del ramo, Teresa Ribera.

Al parecer, la decisión fue tomada como consecuencia de una presunta avería en la infraestructura localizada en Torre Pacheco, pero tal argumento fue calificado de «excusa» por todos los agentes sociales de la Comunidad. De hecho, técnicos del Gobierno regional y de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) acudieron a primera hora de ayer a comprobar los presuntos deterioros de los canales del Campo de Cartagena como conscuencia de las fuertes lluvias.

No obstante, la entidad aseguró que no se registraron daños estructurales de importancia, «aunque sí dos problemas recurrentes cuando hay lluvias intensas: un aterramiento de los canales, que impide el normal funcionamiento, y daños en las juntas de construcción de los paños del canal».

Voces políticas

Pero esta decisión no únicamente molestó a los trabajadores del campo, sino a gran parte de la sociedad murciana y sus representantes políticos. Desde el PP regional, el portavoz parlamentario Víctor Martínez reprochó tanto al Gobierno central como al PSRM que haya «engañado y humillado» a todos los murcianos, y recordó que desde las filas populares el cierre de la infraestructura se había advertido desde que el propio Sánchez apuntó al fin del trasvase en un mitin en Albacete.

Incluso, desde el propio PSRM, la diputada María González Veracruz calificó de «error e injusta» la propuesta, y avanzó que pedirá por escrito a la ministra, junto al diputado Herick Campos, que «reconsidere» la decisión.

Finalmente, el secretario general del PSRM y delegado del Gobierno, Diego Conesa, aseguró que la decisión únicamente afecta al mes de noviembre porque, según defendió, «el trasvase es irrenunciable».

Las Claves

El Gobierno regional exigió conocer los informes con los que el Ministerio para la Transición Ecológica justificó el cierre del trasvase Tajo-Segura y tomar una decisión «sin precedentes» que afecta a la agricultura, especialmente habiendo reservas en la cabecera del Tajo.

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, se reunirá el próximo miércoles con la ministra Teresa Ribera, a quien exigirá un trato «que es de justicia» para la Región de Murcia, como lo es la llegada de agua para el regadío.