Murcia pide colaboración para revertir la situación del Mar Menor

«Entre todos debemos conseguir que sea un asunto prioritario» para el Gobierno español

«Entre todos debemos conseguir que sea un asunto prioritario» para el Gobierno español

El Mar Menor vive una situación «ligeramente peor» que la del año pasado. Así definió este jueves el catedrático y profesor de Ecología en la Universidad de Murcia, Ángel Pérez Ruzafa, el estado de la Laguna. El experto acompañó al consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de Murcia, Antonio Luengo, en una comparecencia ante los medios en la que ambos apostaron por la coordinación entre las distintas administraciones para trabajar en la recuperación del Mar Menor.

Así, el consejero pidió la implantación «urgente» de soluciones técnicas, «conocer ya los avances del Plan de Vertido Cero» y que el Ministerio ponga en marcha el bombeo existente en la Rambla del Albujón, que permitiría «evitar que el agua que emana del freático llegue al Mar Menor». Así, aseguró que «entre todos debemos conseguir que la recuperación del Mar Menor sea un asunto prioritario» para el Gobierno del país.

Al respecto, indicó que «el PP ha liderado la recuperación del Mar Menor y hemos demostrado la capacidad de coordinación entre las distintas administraciones y de integración de todos los grupos de investigación que llevan trabajando ya tiempo en todo el entorno del Mar Menor».

El consejero aseguró que «necesitamos ayuda», ya que «hay mucho en juego; no solo la estabilidad del ecosistema, sino también la del tejido económico de la Región de Murcia». De este modo, pidió que «de manera urgente se garantice el fin de cualquier tipo de entrada de agua en el Mar Menor», al tiempo que señaló que «las que provienen de la Rambla del Albujón» deberían ser las primeras sobre las que actuar.

Últimos datos

Los últimos datos disponibles indican, según el consejero, que el Mar Menor presenta 2,55 metros de transparencia, de turbidez 3,58 ftu, nivel de clorofila medio de 3,46 microgramos por litro, una temperatura de 28,95º C, salinidad de 45,46 psu y 5,26 miligramos por litro. Estas cifras reflejan que, aunque hasta abril de este año los niveles de salinidad habían aumentado, lo que suponía «un dato positivo», desde entonces han descendido con respecto al año pasado. Esta bajada de la salinidad se debe, probablemente, «a la entrada de agua subterránea que se está produciendo en el Mar Menor».

El experto de la UMU está de acuerdo con Luengo. «La entrada de agua dulce que se produce como consecuencia de la subida del nivel freático solo se produce en la zona más ribereña», indicó, por lo que «consiguiendo bajar ese nivel freático del agua, dejaría de entrar ese agua en el Mar».

Menor», concluyó.