«No soy más que un hijo de Murcia que tiene en sus retinas a la Semana Santa»

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ensalza con su Pregón los actos de la Pasión, Muerte y Resurección

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, recorrió los diferentes momentos y días de la Semana Santa de Murcia en su Pregón de los días de Pasión. LA RAZÓN
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, recorrió los diferentes momentos y días de la Semana Santa de Murcia en su Pregón de los días de Pasión. LA RAZÓN

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ensalza con su Pregón los actos de la Pasión, Muerte y Resurección

«No soy experto en escultura, como tampoco tengo el don de saber combinar los colores de las flores que adornan magistralmente los pasos. No me considero con el conocimiento suficiente para poder decidir sobre la mejor disposición de los elementos procesionales. Para mí, desde que tengo consciencia nazarena, la Semana Santa es música». Así, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ensalzaba uno de los elementos fundamentales de los días de Pasión en Murcia.

En el Pregón que ayer pronunció en la capital hizo un emotivo y poético repaso a los diferentes momentos y días que conforman la Semana Santa murciana, con sus procesiones, colores, el silencio, las esculturas, las escenas de huerta y, como no, la música que acompaña a los pasos y cofradías.

En el atril, acompañado del guitarrista Carlos Piñana y el percusionista M. Ángel Orengo, se olvidó por un momento de su papel de líder de un partido político y se convirtió solo, como él mismo manifestó, «en un hijo de Murcia que tiene enhebradas en sus retinas las escenas, bocetos y olores de una Semana Santa que nos anuncia lo más grande».

Y habló de su lugar en la banda del Cabezo de Torres. «Durante todo el año me acuerdo de esas horas en las que el tiempo se detiene y soy uno más dentro de la banda». Incluso recordó el solo de trompeta de la marcha Semana Santa Ciezana del maestro Gómez Villa.

Durante su intervención habló de su mujer. «Yo he tenido la inmensa gracia del Cielo de casarme con María José, que tan pronto como siente caer la ceniza sobre su cabeza, ya empieza a contar los días en el almanaque».

E hizo referencia a su pasión por la lectura y por las nuevas tecnologías. «Mi defensa de la digitalización alcanza también al ámbito espiritual».

Al acto asistieron el presidente de la Región, Fernando López Miras, el alcalde, José Ballesta y el obispo, José Manuel Lorca.