Política

PP y Cs rechazan las enmiendas de PSOE y Podemos a los Presupuestos

Cs acusa a los partidos de izquierda de realizar propuestas «utópicas e inviables»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Cs acusa a los partidos de izquierda de realizar propuestas «utópicas e inviables»

Tanto el Partido Popular (PP) como Ciudadanos (Cs) en la Asamblea Regional rechazaron ayer la presentación de las enmiendas a la totalidad presentada por PSOE y Podemos a los Presupuestos Generales de la Comunidad para el próximo año, que hoy se debatirán en la Cámara autonómica. «Han sido incapaces durante estos cuatro años de hacer aportaciones constructivas en materia económica y social».

Así lo criticó el portavoz popular, Víctor Martínez, quien a la vez defendió que las cuentas para el próximo año se asientan «en la bajada de impuestos como el IRPF, la eliminación de Sucesiones y Donaciones, la gratuidad de escuelas infantiles autonómicas y desgravaciones fiscales de hasta 1.000 euros para padres con hijos de cero a tres años en el resto de centros».

En esta misma línea se pronunció el líder de Cs, Miguel Sánchez, quien consideró «poco seria» la propuesta de Podemos e incidió en que los presupuestos presentados «son buenos, por que hemos logrado tintarlos de naranja y hemos conseguido mejorar la educación, la sanidad y la política social».

El portavoz socialista, Joaquín López Pagán, explicó que el motivo de presentar una enmienda a la totalidad reside en el objetivo de «promover medidas correctoras a un mal presupuestos, ocupándose de los servicios públicos y que afecten da todos aquellos aspectos a los que el Gobierno del PP no ha dado soluciones y no se reflejan en el proyecto de Ley».

Desde Podemos, Óscar Urralburu aseguró que su enmienda planteará una propuesta alternativa «que genere un nuevo modelo económico en la Región, así como una nueva manera de distribuir la riqueza».

Las iniciativas tanto de los socialistas como de la formación morada fueron tachadas de «destructivas» por el líder de Cs, quien acusó a los partidos de izquierda de realizar «una propuesta utópica e inviable» en la que proponen aumentar el techo de gasto en 560 millones. «Está claro que siguen sin entender que las necesidades son infinitas, pero los recursos son limitados».