Contenido patrocinado

Una miel eco y solidaria para la esclerosis múltiple

Los beneficios de la venta de este manjar de Miraflores van destinados a ayudar a pacientes con pocos recursos

"Una cucharada de miel aporta entre 46 y 50 calorías y una de azúcar más de 80", explica Tomás Oriz, CEO de Puramiel
"Una cucharada de miel aporta entre 46 y 50 calorías y una de azúcar más de 80", explica Tomás Oriz, CEO de Puramiel FOTO: Archivo Archivo

Blanca, color caramelo, marrón muy oscuro. Puede ser casi transparente hasta opaca. Con unas características organolécticas u otras. Hay muchas opciones de miel en el mercado. Y también las hay con un «plus». Es el caso de la Miel de Miraflores, un manjar que elabora Puramiel y que nació de la mano de la Asociación Benéfica Javier Segrelles o mejor dicho un proyecto que empezó después con el fin de aportar todos los beneficios que obtienen de su venta a los afectados por la esclerosis múltiple (EM). Algo esencial, ya que esta enfermedad representa un revés económico importante para las familias españolas quienes destinan cada año 7.442 euros al cuidado del paciente en fase moderada o 18.647 euros en fase severa, según un estudio publicado por la Plataforma Europea de EM.

Todo comenzó como un homenaje de la familia a Javier Segrelles, que falleció de esta enfermedad. «Al principio teníamos la asociación benéfica y hacíamos torneos para recaudar dinero para los pacientes con esclerosis múltiple. Pero las empresas empezaron a hacer RSC y los beneficios para dar a la asociación disminuyeron. Un informático de la empresa tenía colmenas y vimos que podíamos hacer miel ecológica en Miraflores de la Sierre, en la Comunidad de Madrid, para poder continuar dando todos los beneficios a las familias con esclerosis múltiple con escasos recursos», explica Tomás Oriz, CEO de Puramiel.

Él tiene otro trabajo, pero se embarcó en este proyecto por la amistad que le une a Ernesto Segrelles, hermano de Javier. «Ninguno de nosotros, salvo el apicultor, vivimos de esto. Nuestro objetivo siempre ha sido y es tratar de ayudar cada día a más familias porque la esclerosis múltiple es una enfermedad muy cara y recurrente, con episodios temporales muy incapacitantes».

Al principio empezaron con una producción anual muy pequeña, con pocos botes. «Estuvimos haciendo pruebas, viendo el tema de la distribución que es un campo muy complicado en este país, hasta que nos lanzamos. Ahora producimos entre 25.000 o 30.000 botes al año y creciendo porque ya tenemos unas 400 colmenas». Aunque lógicamente depende del año, y es que «si hay sequía se te van abajo 80 o 100 colmenas», explica Oriz. Este mes, en cuanto deje de llover realizarán «la cosecha».

Pero tengan 300 o 400 colmenas si algo destaca es la producción artesanal de la Miel de Miraflores. Para ello, se realiza la extracción manual en frío, se hace un filtrado mecánico y se decanta por gravedad. Es decir, la miel no recibe calor ni sufre ningún tipo de proceso industrial o químico que altere sus propiedades naturales.

Además, al tratarse de una miel ecológica de montaña certificada utilizan tratamientos antiparasitarios ecológicos no invasivos. «En invierno hasta que no se alcanzan los 20 o 21 grados de temperatura no se activan las abejas y empiezan a salir. Es entonces cuando salen también los parásitos. El principal es la varroa, un tipo de ácaros que produce la enfermedad denominada varroosis o varroasis que «no mata las abejas, pero debilita la colmena», explica. Para evitar esta infestación, «utilizamos un ácido oxálico ecológico totalmente natural que está presente, por ejemplo, en las acelgas».

Finalmente, antes de su envasado y etiquetado artesanal, someten a la miel al análisis de su veterinario logrando así el registro sanitario conforme a la legislación vigente.

Miel de Miraflores
Miel de Miraflores FOTO: Samuel Garcia Vargas Samuel Garcia Vargas

En cuanto a las cualidades del producto en sí, se trata de «una miel cruda que no se pausteriza por lo que así no se rebajan las características que tiene: una miel oscura de roble, brezo y flores silvestre, menos dulce de lo normal y potente». Un sabor único que les ha permitido no sólo cumplir con su objetivo, sino ayudar a más familias a través de la Asociación Española de Esclerosis Múltiple. «Antes los beneficios que teníamos con los torneos y campeonatos eran muy pocos, ahora con la miel podemos colaborar bastante más con los afectados con EM», concluye Oriz.

Un proyecto de LR Content