En colaboración con

Sostenibilidad en el arte: un recorrido por la historia

Detrás de las escenas representadas en la pintura de todos los tiempos se esconde una lectura acerca del desarrollo del pensamiento humano. Banco Santander a través de su Fundación, propone un recorrido por la historia y los grandes retos de cara al futuro a partir de un novedoso proyecto audiovisual que explora la relación de las obras de su colección con los diferentes asuntos y desafíos de la Humanidad.

La Colección Banco Santander es una de las recopilaciones corporativas más reconocidas que existen entre los amantes del arte y la historia.
La Colección Banco Santander es una de las recopilaciones corporativas más reconocidas que existen entre los amantes del arte y la historia. FOTO: Fundación Banco Santander La Razón

La cultura, determinante para la identidad

La cultura de una sociedad se compone de sus costumbres, códigos, normas, espiritualidad, tradiciones de todo tipo y expresiones artísticas. Es un elemento esencial para construir una identidad, tanto a nivel colectivo como individual. A través de la cultura podemos contar historias, protestar, celebrar, evocar tiempos pasados, hacer predicciones de futuro y, por supuesto, buscar la evasión y el entretenimiento. Una sociedad que no cuide su cultura está condenada al estancamiento.

Lo que se esconde detrás de la pintura

Las obras pictóricas de diferentes culturas y momentos históricos nos invitan a reflexionar sobre la forma de pensamiento de la sociedad en la que se crearon, ya que el arte está ligado estrechamente a la naturaleza humana. Va más allá de lo meramente visual: se trata de una observación antropológica profunda de la vida.

Así, gracias a la pintura y a su relación inseparable con el contexto histórico y social, podemos descubrir tesoros ocultos realmente fascinantes. Si hacemos un repaso rápido por la historia del arte, observamos que las pinturas rupestres, una de las manifestaciones más antiguas de las que tenemos constancia, evidencian el carácter mágico-religioso de las sociedades prehistóricas.

Tanto en el arte antiguo como en el medieval, la pintura continúa siendo el reflejo de una sociedad profundamente religiosa, a la vez que dan pistas del tipo de sociedad de cada momento. Será a partir de la Edad Moderna, con el Renacimiento, cuando las tendencias pictóricas se abran a otras temáticas, también fruto de los cambios a nivel político, económico y social de la época. Se busca una representación realista, pero a la vez, se idealiza la naturaleza. En Holanda, por ejemplo, surge el concepto de pintura de paisaje, que viene a confirmar el equilibrio entre el ser humano y su entorno natural, tendencia que continuó en el barroco.

El arte como herramienta para conocer el presente

Bajo la premisa de que a través de las grandes obras podemos extraer los temas más relevantes a lo largo de la historia y establecer conexiones con el momento actual, surge esta propuesta audiovisual de la Fundación Banco Santander.  Este proyecto pretende acercar el arte de su colección a un público generalista y, para ello, plantea un enfoque novedoso que aborda las piezas desde una perspectiva conceptual. Se trata de una serie de comentarios artísticos a cargo de dos expertos en diferentes materias - a priori dispares - que confluyen para montar un relato común en torno a un tema concreto.

Bene Bergado y Ángel León: sostenibilidad y futuro de la alimentación desde el arte

Una de estas miradas explora la sostenibilidad y el futuro de nuestra alimentación. ¿Qué observamos en las obras barrocas acerca de la alimentación de entonces? ¿Es comparable esa opulencia a la actual? ¿Cuál es el futuro de la alimentación si atendemos a criterios de sostenibilidad?  Estas son algunas de las preguntas sobre las que reflexionan el chef Ángel León, dueño del restaurante Aponiente, en Puerto de Santa María (Cádiz), galardonado con tres estrellas Michelin y tres soles Repsol; y Bene Bergado, escultora licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco.

Juntos indagan en el uso del arte para conocer usos y costumbres de alimentación en épocas pasadas comparándolos con los actuales y cuestionando si es realmente sostenible el modelo actual a través de obras de diferentes artistas.

Una colección para amantes del arte y de la historia

Banco Santander, a través de su Fundación, cuenta con una colección de 1.000 obras de arte de diferentes géneros, estilos y artistas formada a lo largo de más de 160 años. Estos fondos abarcan obras desde el siglo II a.C. hasta nuestros días. Aunque casi todo el peso cae sobre la pintura con originales de Picasso, Sorolla o Miró, también cuenta con exquisitos ejemplares de escultura, artes decorativas y numismática.

La colección, expuesta en la Sala de Arte Santander de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, en Madrid, colabora con museos e instituciones culturales de manera regular con el propósito de difundir y fomentar el conocimiento del arte.

Gracias a esta iniciativa audiovisual y gracias a la colaboración de diferentes profesionales, la Fundación invita a la sociedad a descubrir nuevas lecturas y conexiones de esta muestra.

Un proyecto de LR Content para