En colaboración con

‘Santander for the Seas’, cuidando lo más valioso que tenemos: nuestro entorno natural

Nuestros mares y océanos juegan un papel fundamental en el bienestar del ecosistema que habitamos, ya que regulan la temperatura y el carbono global y absorben una gran parte de las consecuencias del cambio climático. ‘Santander for the Seas’ es el plan de la Fundación Banco Santander para reparar el declive marino y el fomento de la economía azul, que, un año más, ha escogido 3 proyectos de impacto medioambiental, entre los que se encuentra el de la Fundación Naturaleza y Hombre

Marismas de Alday.
Marismas de Alday. FOTO: FNyH La Razón

La función de los mares y océanos en nuestro sistema climático es esencial: absorben y redistribuyen el dióxido de carbono natural y antropógeno y el calor, sostienen los diferentes ecosistemas que coexisten en nuestro planeta, y, a su vez, son fuente de agua y alimentos.

Sin embargo, con la crisis climática, los océanos son el medio natural que más está sufriendo. Sin ir más lejos, en el comienzo del año 2020, el calentamiento de nuestros mares rompió todos los récords, según un estudio en la publicación Advances in Atmospheric Sciences.

Este calentamiento tiene algunas consecuencias desastrosas para la vida en nuestro planeta: el aumento del nivel del mar, la acidificación del agua, el descenso en la salinidad, la estratificación… son ejemplos de que, hoy más que nunca, es urgente tomar medidas para frenar el deterioro de este medio natural.

Sin embargo, aún no está todo perdido. Con un impulso firme y el compromiso de empresas, instituciones y ciudadanía, es posible devolver a nuestros océanos la riqueza y la salud necesarias para recuperarse.

Ese es el deseo de la Fundación Naturaleza y Hombre (FNyH). Con 25 años de trayectoria, han llevado a cabo diferentes proyectos de restauración y conservación, concretamente, en la bahía de Santander, con un claro propósito: detener las consecuencias negativas de la expansión urbana sobre la biodiversidad, la calidad de vida y la salud de todas las personas.

Para ello, se apoyan en planes a largo plazo, como la Estrategia para la Biodiversidad 2030 y el Pacto Verde Europeo, que cuentan con la salud marina entre los principales objetivos de sus agendas y planes de acción. Además, también operan según los Objetivos de Desarrollo Sostenible 13 (Acción por el clima) y 14 (Vida submarina), que contemplan la conservación de nuestros mares como una prioridad de nuestras sociedades.

Gracias a todo lo anterior, FNyH es uno de los proyectos seleccionados en la segunda edición de Santander for the Seas, una convocatoria para aquellos proyectos relacionados con el compromiso sostenible de la Fundación Banco Santander.

Ayudando a preservar nuestro entorno

Uno de los principales problemas que acarrea el cambio climático es el de la modificación de temporadas y comportamientos migratorios en las especies animales. Preservar el medio natural y proteger a la fauna y la flora que lo componen es fundamental para mantener la biodiversidad y el statu quo de la vida y el entorno que componen nuestros ecosistemas.

A eso se dedica la Fundación Naturaleza y Hombre. Constituida a causa de la creciente preocupación de un grupo de personas ante el deterioro del entorno cantábrico, hoy su infatigable trabajo ha supuesto una impactante recuperación, especialmente de las Marismas de Alday.

Y es que, a punto de desaparecer por completo hace un tiempo, esta zona ha recuperado, gracias a FNyH, una alta riqueza de especies, con presencia de aves residentes e invernantes, a lo largo y ancho de las 75 hectáreas del humedal que se conservan.

Grupo de aves en los humedales.
Grupo de aves en los humedales. FOTO: FNyH La Razón

Pero hay que seguir trabajando. Así lo cuenta Marta Valle, técnico de proyectos de conservación de FNyH: “Las especies invasoras tienen una capacidad de expansión que desplaza a las autóctonas y ocupan espacios cada vez más amplios”. Según esta especialista, esto convierte zonas que antes eran biodiversas en monoespecíficas y modifican los ciclos hidrológicos y la composición del suelo, lo cual conlleva efectos devastadores en toda la cadena.

Nuestros ecosistemas no están preparados para controlarlas, ni tienen depredadores naturales aquí, por lo que cuentan con grandes facilidades para expandirse, llegando a superar a las autóctonas en muchos casos”, cuenta Valle. Este impacto no solo es medioambiental, sino que además puede tener repercusiones negativas también en la economía, la sociedad y la salud pública.

La labor de la fundación, es, por lo tanto, la prevención y el control continuo de estas especies extranjeras. Valle, como técnico de proyectos de conservación, explica que han seleccionado una serie de áreas concretas, dentro de estas marismas, basada en la Estrategia Europea de Especies Alóctonas Invasoras. Gracias a esto, han conseguido realizar notables avances con el plumero (Cortaderia selloana), la chilca (Baccharis halimifolia), la onagraria (Ludwigia peploides), la cotula (Cotula coronifolia), la falsa acacia (Robinia pseudoacacia) y el gusano de tubo (Ficopomatus enigmaticus).

Además, apunta Valle, las Marismas de Alday conforman, junto a otras 9 reservas naturales protegidas, un anillo verde, una red de espacios que forman una infraestructura verde y azul que incluye los ecosistemas más representativos de la bahía de Santander.

Obteniendo el impulso necesario

Para Valle, el beneficio de contar con el respaldo de la Fundación Banco Santander a través de Santander for the Seas es mucho más que un impulso económico. “Nos facilita el acceso al público, porque da mucha visibilidad a lo que hacemos y genera conciencia”, celebra.

Además de la financiación que han recibido y que les permitirá reforzar las áreas de trabajo en las que FNyH ya estaba inmersa, Valle cuenta que también se realizarán iniciativas de educación ambiental que permitirán expandir su labor y dar a conocer las actividades que realizan en el entorno de la bahía santanderina.

Por su parte, la Fundación Banco Santander cuenta con una amplia trayectoria de más de una década poniendo su granito de arena para una sociedad más equitativa, inclusiva y sostenible. Para ello, presentan programas y proyectos innovadores y sostenibles que dan respuesta a los principales desafíos globales.

Santander for the Seas es una nueva línea de innovación medioambiental con el respaldo de la fundación que busca servir como catalizador de aquellas ideas que por su alcance y eficiencia, y contando con la financiación y la promoción suficientes, puedan aportar enormes beneficios a nuestro planeta.

Todas estas iniciativas son replicables, sostenibles en el tiempo, eficientes económicamente e integran aspectos sociales y educativos. Al haber sido seleccionados por Santander for the Seas, contarán con 150.000 euros de financiación durante 2 años que les permitirá avanzar con su labor y mejorar las condiciones de nuestro hábitat natural.

Un proyecto de LR Content para