Los residuos del Este apuntan a Valdemingómez

La comunidad de Madrid afirma que Vallecas es el único destino «viable» para las basuras. Los municipios aseguran que irán a la vía judicial de no ser así. Villacís afirma que «peleará» por otras alternativas

Manifestación No+Basura en Valdemingómez, organizada por plataformas de vecinos de la zona.
Manifestación No+Basura en Valdemingómez, organizada por plataformas de vecinos de la zona.Cipriano Pastrano Delgado

No hay alternativa a Valdemingómez. Así lo afirman los municipios que integran la Mancomunidad del Este... Y la propia Comunidad de Madrid, cuyo Gobierno ya ha adelantado que el vertedero de Vallecas es el único destino posible para los residuos de estas 31 localidades, que verán cómo mañana sábado cierra de forma definitiva el basurero de Alcalá de Henares. Se trataría de un traslado temporal, concretamente hasta principios de 2021, cuando se abra la planta de Loeches. Sin embargo, el tema despierta una controversia tanto política como vecinal. Y el tiempo para tomar una decisión se agota.

Los representantes de los municipios de la Mancomunidad del Este mantuvieron una reunión ayer para buscar soluciones al problema que se les avecina. No en vano, hoy, viernes 27, será el último día en el que el vertedero de Alcalá de Henares recoja desperdicios. Y la clausura definitiva será mañana sábado a las 10:00 horas. «Lo que ocurra a partir de entonces es una excepcionalidad y emergencia que nunca ha ocurrido en la Comunidad Autónoma», afirmó Javier Rodríguez Palacios, presidente de la Mancomunidad y alcalde de Alcalá de Henares. «Nos reafirmamos en pedir de la manera más sincera y humilde esa solución al alcalde de Madrid», añadió, en referencia a Valdemingómez. Como mucho, las localidades plantean «retener» la basura, de forma «excepcional», en la instalación auxiliar que se encuentra junto al vertedero. Pero si finalmente no obtienen permiso para llevar los residuos a Vallecas, se plantean «acudir a la justicia ordinaria y pedir algún tipo de medida de amparo». De hecho, celebrarán una asamblea extraordinaria el lunes 30 de diciembre en la que analizarán los acontecimientos de los próximos días.

Con todo, es posible que no sea necesario llegar a los tribunales. El Gobierno de la Comunidad de Madrid anunció que remitirá un nuevo informe al Ayuntamiento de Madrid, en el que se insistirá en que la única alternativa «viable» al vertedero de Alcalá es el de Valdemingómez. Según confirmaron fuentes de la Consejería de Sanidad a LA RAZÓN, los técnicos autonómicos descartan ahora mismo la opción de Loeches por considerarse inviable desde el punto de vista «legal, técnico y medioambiental». Así, recuerdan que, según el Real Decreto 1481/2001, los residuos deben tener un tratamiento previo y además se debe cumplir con la normativa europea al respecto.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aseguró que habrá una «decisión inminente» por parte de la Corporación municipal. Según señaló el regidor, se está pendiente de «solventar algunas cuestiones» que atañen a la Comunidad y a la Mancomunidad. «No es una cuestión de que cada uno se mantenga en sus trece, sino de determinar la viabilidad de las soluciones», concluyó a preguntas de los periodistas. Ya por la tarde, el alcalde ha señalado que Madrid «no puede evadir su responsabilidad con la corona metropolitana».

Villacís: “Solo lo haremos si nos obliga la Comunidad”

Mientras, el PP tiene intención de acatar las indicaciones que se hagan desde el Gobierno autonómico, la otra pata sobre la que se sustenta el Ayuntamiento, Cs, cuenta con una postura beligerante. «Mi grupo político ha rechazado siempre esa posibilidad. No entendemos que los vecinos de Vallecas tengan que asumir las irresponsabilidades del alcalde de Alcalá y entendemos que cada ciudad debe gestionar sus propios residuos. Así lo dicen las normativas nacionales y europeas», aseguró en la tarde de ayer la vicealcaldesa Begoña Villacís.

«Como siempre, hay alcaldes que gestionan sus residuos y otros que no lo hacen. Es la situación del alcalde de Alcalá de Henares, que ha decidido no asumir su responsabilidad para que otros tengamos que hacerlo. Ha tenido un año para terminar su vertedero, tratar sus residuos y resolverlo con sus vecinos. No está en el buen camino. Lo que ha hecho es quitarse los problemas de en medio. Y lo que me parece mal es que Madrid se tenga que convertir en el vertedero de toda la Comunidad de Madrid. Lo que él quiere, es que la capital asuma la que es su responsabilidad», explicó la vicealcaldesa. En ese sentido, ha afirmado que la ciudad de Madrid no tiene que sentirse presionado por el hecho de que tiempo se agote, ya que la capital «ha hecho sus deberes».

En cuanto a la posibilidad de que surja un enfrentamiento con el PP debido a este tema, Villacís ha recalcado que está segura de que Martínez-Almeida «tampoco quiere que acojamos esos residuos». Eso sí, «si nos obliga la Comunidad de Madrid, estaríamos atados de pies y manos».

«Ha habido muchos informes de la Comunidad. Se barajó la opción de Pinto, de Toledo. Sé que es muy difícil, porque cada vez hay menos alternativas. Pero mientras haya otras opciones, yo voy a pelear por los vecinos del sur. Tienen que tener empatía con los vecinos de Valdemingómez: les estamos diciendo no solo que no va a cerrar esa planta, sino que se van a incrementar los niveles de basura. Tenemos muchos vecinos que están muy hartos de esa situación. Y su paciencia tiene un límite», concluyó Villacís.

Todos los vertederos de la región llenos

Hay que señalar que el problema de Alcalá podría extenderse a otros vertederos de la Comunidad: los de Pinto (Mancomunidad del Sur) y Colmenar Viejo (Mancomunidad del Noroeste) están a punto de colmatarse.

El problema con los vecinos viene de largo. Hace justo un año, el presidente de la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM), Enrique Villalobos, advirtió a la Comunidad que se encontrarían con Vallecas «en pie de guerra» si se persistía en la idea de llevar a Valdemingómez hasta un 25% más de residuos procedentes del Este. Entonces, Villalobos recordó que «la pelota está en el tejado de la Comunidad y en función de eso tendrán la respuesta del vecindario porque no permitiremos que entren kilos de residuos que no sean de Madrid», señaló.

La Asociación Vecinal PAU de Vallecas ha criticado que “quieran convertirnos en el vertedero de la Comunidad de Madrid, no están respetando lo votado en pleno y estamos respirando el doble de dioxinas y furanos”. A través de un comunicado, la asociación se quejó de que “no podemos pagar la incapacidad de otros porque el presidente de la mancomunidad ya reconoció que podía gestionar sus residuos en su propio territorio... Van a apestar el barrio . No nos resignamos a que nos obliguen a tener más posibilidades de tener cáncer y en este barrio hay centros educativos que apenas están a tres kilómetros de la incineradora”.