Cs ignora el nuevo amago de moción de censura del PSOE

Aguado elude dedicar «ni un segundo más a este tema». Los populares creen que el que los socialistas renuncien a presidir Madrid cuestiona a Gabilondo

No es ni la primera ni la segunda vez en los últimos meses que el secretario general de los socialistas madrileños y Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, deja caer que el PSOE estaría dispuesto a una moción de censura contra el Gobierno de coalición PP- Cs. Se ha convertido en un leitmotiv cuando le preguntan sobre la estrategia de partido. Franco siempre lo ha valorado como una posibilidad consciente de que la aritmética parlamentaria no permitiría descabalgar el gobierno de Díaz Ayuso y de Ignacio Aguado. Pero el martes decidió dar un paso más al dejar abierta la posibilidad, en una entrevista en la SER, de que una persona no socialista presida la Comunidad de Madrid, por «higiene democrática», pese a ser el partido más votado, apuntando así a Cs. Aunque admitió que, de momento, tampoco ha habido ningún contacto con los naranjas.

Mientras, en Cs las palabras de Franco se reciben con indiferencia, pese a que, en alguna ocasión, se ha dicho que dentro de la formación naranja habría algunos partidarios de aliarse con los socialistas.

«La posibilidad de una moción de censura del PSOE apoyada por Cs es un asunto que ni se comenta, ni se contempla, ni se plantea» y que más bien se observa como «una fantasía de los socialistas que no saben qué hacer para buscar protagonismo en los medios de comunicación», aseguran fuentes de Cs.

El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, quiso incluso enfriar el asunto al ser preguntado ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno sobre la propuesta que ha vuelto a dejar caer sobre la mesa José Manuel Franco. Pero Aguado acabó respondiendo con displicencia ante las insistentes preguntas de los periodistas para que se pronunciase: «Ni un segundo más a este tema». De hecho, no ocultó su malestar por el hecho de que el PSOE ponga ahora en el centro de la actualidad el eterno amago de la moción de censura cuando «no es la principal preocupación de los madrileños» en un momento como el actual. Aguado insistió en que ahora le interesa a la gente es «si podrá cobrar el ERTE o si le van a llamar del colegio diciendo si su hijo está contagiado».

Desde Ciudadanos hay quien piensa que el hecho de que el PSOE vuelva a agitar la moción de censura en estos momentos es una cuestión de oportunismo político para ganar protagonismo a la vista de que la próxima semana se debate en la Asamblea el Estado de la Región. En el PP, en consejero de Justicia, Enrique López, interpretó la maniobra como la evidencia de un conflicto interno en el PSOE. «El PSM ya ha interpuesto su famosa moción de censura. Y no contra Ayuso, sino contra Gabilondo, a cuya candidatura para presidir Madrid renunció de forma pública y notoria», sentenció.