Ayuso pide a Sánchez una reunión “urgente” para abordar un previsible aumento de la delincuencia

Solicita que se acuerden estrategias comunes sobre la okupación, los Menas y un plan específico para reflotar la economía madrileña

La presidenta de la Comunidad de Madrid, ha remitido una carta a Pedro Sánchez en la que le solicita una reunión “urgente” para abordar asuntos que considera “inaplazables”, relacionados no sólo con cuestiones sanitarias sino, esta vez, con cuestiones que afectan a la seguridad ciudadana ante un “previsible aumento de la delincuencia” y de la okupación.

“Hace tiempo que esta colaboración viene siendo urgente en materia, por ejemplo, de seguridad ciudadana, competencia de la que carece la Comunidad de Madrid, pero en la que sería aconsejable que tratáramos juntos fenómenos que causan una honda preocupación social, como la ocupación de viviendas y otros problemas relacionados con la delincuencia y su crecimiento previsible”, expone en la misiva que ha remitido a Moncloa.

Además, insta al presidente del gobierno a estudiar la situación de los menores extranjeros no acompañados (Menas), “que requiere una respuesta coordinada de todas las Administraciones”.

La presidenta madrileña ha pedido también “entendimiento y diálogo” para tratar cuestiones que afectan a la economía madrileña “como primer motor socioeconómico de España, capital del país, punto neurálgico de la movilidad de nuestro territorio, y estrechamente conectado por lazos económicos y sociales con las demás regiones, nos obliga a ambos a afrontar algunos retos y necesidades de manera conjunta, en interés no solo de los madrileños, sino también del país en su conjunto, en la lucha contra la Covid-19”.

Ayuso recuerda que, más allá de los aspectos estrictamente sanitarios, la repercusión de la pandemia en la economía madrileña resulta crucial para España, dado que “albergamos el 60% de las grandes empresas y recibimos más del 75% de la inversión extranjera, lo cual aconseja diseñar un plan específico a este respecto”. A esto se une que “nuestra actividad turística se está viendo, además, gravemente afectada”, expone. Por eso invita al presidente del Gobierno a “dejar a un lado nuestras legítimas diferencias políticas para buscar y alcanzar lo que nos están demandando los ciudadanos: entendimiento, estrategias comunes y coordinación”.