Almeida: “La orden del Gobierno presenta serias dudas de legalidad”

El Ayuntamiento critica que la intervención del Ejecutivo de Sánchez no afecta a comunidades como Navarra, con peor tasa de contagios por cada 100.000 habitantes

José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís se han referido ampliamente a las medidas que impondrá el Ministerio de Sanidad en la Comunidad de Madrid. A preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, ambos han criticado lo que consideran una decisión unilateral y sin consenso.

El regidor ha entendido que la Comunidad de Madrid haya decidido “acudir a los tribunales. Frente a todos ellos que acusan al Gobierno regional de insumiso, ya ha dicho que acata la orden. Una orden que presenta serias dudas de legalidad”. En ese sentido, el Ayuntamiento “respeta” el voto favorable de la Comunidad de Castilla y León a la orden del Gobierno. “Demuestra que los gobiernos de coalición entre PP y Cs se guían por aquellas medidas que son las mejores para los ciudadanos en cada momento”, afirmó Martínez-Almeida. Una situación totalmente opuesta a “las comunidades socialistas, que han votado todas a favor”.

Además, el alcalde recordó que", de los 11 municipios que podrían ser confinados, “salvo Alcobendas, todos están en el sur y en el este. No hay ninguno del norte. Y esto lo ha decidido el Gobierno de la nación. ¿El PSOE de Madrid, que alentó las manifestaciones en los distritos, va a criticar ahora al Gobierno de la nación por segregar a los municipios pobres del sur y del este, como ellos dirían?", se preguntó Almeida. En esa línea, Martínez Almeida recordó que “los números de contagios han bajado en las unidades básicas de salud donde se tomaron esas restricciones. Madrid tiene zonas muy amplias y diversas, 131 barrios y 21 distritos, puede haber un tratamiento diferenciado y cierta diversidad en las medidas”.

El regidor recordó lo que Pedro Sánchez dijo en rueda de prensa, tras reunirse con Isabel Díaz Ayuso: "Nuestra voluntad es respetar el ámbito competencial de todas las comunidades autónomas. Estamos aquí para apoyar, no para tutelar ni aún menos para suplantar a una comunidad con sus facultades recogidas en la ley y en la constitución”. “Ahora, diez días después, se intervienen las competencias de Madrid a través del BOE y sin pleno acuerdo. Decir que ayer hubo un acuerdo en el consejo interterritorial es falso: cinco comunidades representan al 57% de los españoles se mostraron en desacuerdo. ¿De verdad pueden decir que hay un acuerdo? ¿Cómo es posible que 10 días después haya decidido intervenir sanitariamente la región con el BOE? Han roto unilateralmente cualquier posibilidad de acuerdo con más de 28 millones de españoles. La Comunidad ha decidido que va a acatar la orden, pero no es la Comunidad de Madrid quien tiene que responder, sino Sáchez e Illa: por qué en diez días pasan de arrimar el hombro a una intervención a través del BOE. No ha sido la Comunidad de Madrid quien ha cambiado el criterio”, afirmó Martínez-Almeida. De hecho, recordó que “todos los parámetros de Sanidad solo se aplican en Madrid. Navarra cuenta con peor tasa cada 100.000 habitantes. Es incomprensible que solo se apliquen en Madrid”.

Por su parte, Begoña Villacís reseñó la “sensación de incertidumbre de los madrileños: cuándo entran en vigor las normas, cuáles son... y se lo preguntan por un motivo: esas normas no han sido fruto del consenso. Es muy importante que, en momentos como éste, con la ciudadanía muy preocupada, asumamos esa responsabilidad: un consenso con el que la gente se sienta segura. Por eso Sánchez recibió seis cartas para reunirse con Madrid. Por eso pedimos a Sánchez que nos llamase. Por eso Ignacio Aguado pidió que viniera Sánchez. No se ha escuchado a Madrid, pero sí a otras comunidades. El Gobierno haría un ejercicio, no de generosidad, sino de responsabilidad, si escuchara a Madrid”.