El TSJM admite a trámite un recurso contra Madrid Nuevo Norte

La denuncia de Ecologistas en Acción y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid considera el proyecto “innecesario” y con “una edificabilidad sobredimensionada”

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha admitido a trámite el recurso contenciosos-administrativo interpuesto por Ecologistas en Acción y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) contra el proyecto Madrid Nuevo Norte, popularmente conocida como Operación Chamartín, que las organizaciones defienden como nulo de pleno derecho.

Las dos entidades han informado de ello en un comunicado en el que recuerdan que interpusieron un recurso administrativo ocho días después de que la Comunidad de Madrid aprobara definitivamente la operación el pasado 22 de julio.

Ahora un decreto de este Tribunal, de fecha 3 de septiembre admite a trámite el recurso presentado, al tiempo que ha solicitado el expediente completo a la Comunidad de Madrid, exponen Ecologistas en Acción y la FRAMV, que tienen como objetivo “lograr la nulidad del proyecto en los términos en que se ha aprobado” al entender que es “innecesario, contiene una edificabilidad sobredimensionada y no mejora la carencia en dotaciones de los barrios vecinos”.

Consideran también que el proyecto “reduce las cesiones de equipamientos públicos, contempla zonas verdes por debajo de los mínimos permitidos y elimina dos vías pecuarias”.

Todo ello, aseveran, “para beneficiar el interés privado”. Con este decreto, se abre ahora un proceso en el que tras las alegaciones de las partes implicadas, el Tribunal determinará si el “macroproyecto urbanístico” se ajusta a derecho o es nulo de pleno derecho, algo que defienden las organizaciones recurrentes.

La operación se aprobó por unanimidad, tras un bloqueo de 26 años, en julio de 2019, en el pleno del Ayuntamiento de Madrid, aunque fue el pasado 22 de julio cuando el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid dio el visto bueno definitivo a la popularmente conocida como Operación Chamartín.

Madrid Nuevo Norte afecta a un espacio de 2,3 millones de metros cuadrados, donde la promotora privada Distrito Castellana Norte edificará 10.500 viviendas, de las que el 20 por ciento serán de protección, y un nuevo distrito financiero con la torre más alta de España -70 alturas- en suelos pertenecientes en su mayor parte a Adif.

Además, supondrá la construcción de equipamientos sanitarios, educativos, sociales y deportivos, así como la ampliación de la red de transporte público, con tres nuevas estaciones de Metro, y la reforma de estación de Chamartín, una pieza clave para la Alta Velocidad española.