Una marcha en Colón con 10.000 personas: la idea inicial del 8-M que la Comunidad de Madrid desaconsejó

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Díaz Ayuso desmiente a José Manuel Franco: “Se inventó el criterio de la asistencia de 500 personas para autorizar las manifestaciones”

Manifestación del 8-M de 2020 en Madrid
Manifestación del 8-M de 2020 en MadridFernando VillarEFE

La polémica en torno a la celebración de manifestaciones feministas el próximo 8 de marzo arreció ayer. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, mostró públicamente su rechazo a este tipo de convocatorias por el contexto de emergencia sanitaria que aún vive la región, mientras que el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, matizó la posición que había mantenido apenas 24 horas antes.

El miércoles, Franco reconoció que la Delegación del Gobierno en Madrid había dado el visto bueno a aquellas solicitudes en las que la previsión de asistencia no superara el límite de las 500 personas. Aseguró el dirigente socialista que ese umbral, el del medio millar de personas concentradas, estaba fijado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Es decir, por el Gobierno de Ayuso. Sin embargo, fuentes de este consejería desmienten a Franco. Señalan que el Ejecutivo regional, a través del departamento sanitario, elabora un informe a petición de la Delegación del Gobierno en el que aconseja o desaconseja la celebración del acto en cuestión. Y niegan que la Consejería haya establecido ese límite de 500 personas para que la Delegación del Gobierno pueda autorizar o no las convocatorias: «Nosotros estudiamos el riesgo real de cada una de las convocatorias según se vaya a organizar pero no marcamos un límite por arriba o por abajo. Emitimos un informe aconsejando o no. Pero la autorización es de la Delegación del Gobierno», precisan desde la Consejería de Sanidad.

De momento, según ha podido confirmar LA RAZÓN, la Comunidad de Madrid ha desaconsejado la celebración de las tres convocatorias sobre las que el delegado del Gobierno ha pedido un informe a la Consejería de Sanidad. La primera de ellas estaría llamada, en el caso de que finalmente se hubiera podido celebrar, a ser el acto central del 8-M en este 2021. Según la información facilitada en su convocatoria, la entidad impulsora de este evento es la Comisión Feminista 8 de marzo, que ha sido en los últimos años la encargada de organizar la manifestación central de este día así como la huelga de 2018. En su solicitud, presentada en Delegación del Gobierno y trasladada a Sanidad, las organizadoras proponen una marcha de más de dos horas de duración con final en la plaza de Colón de la capital y cuya previsión de asistencia se calcula en el entorno de las 10.000 personas. La Comisión Feminista 8 de marzo se comprometía en su comunicación de convocatoria a respetar las medidas de seguridad implantadas en estos meses para minimizar el riesgo de contagios.

Además de esta convocatoria, la Consejería de Sanidad también ha emitido sendos informes en los que desaconseja la celebración de otras dos marchas: una promovida por un sindicato de estudiantes y otra por una asociación. En ambos casos con previsiones de asistencia muy inferiores a la de Colón, en el entorno del millar de personas. Las tres solicitudes han contado con el dictamen desfavorable de Sanidad.

El delegado del Gobierno se alineó ayer con la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y expresó su deseo de que se desconvoquen las marchas autorizadas hasta la fecha: «Hay que hacer un ejercicio de responsabilidad», aseguró. Respecto a la polémica en torno al límite de las 500 personas, Franco subrayó que «a partir de 500 personas» la Delegación pide la opinión de la Consejería de Sanidad, la cual, con esta cifra, «desaconsejaba siempre todo tipo de concentraciones, y nosotros obrábamos en consecuencia, es decir, prohibiendo esas concentraciones».

La presidenta Ayuso, por su parte, se mostró muy crítica con el hecho de que mientras unos están haciendo «todo lo posible» por acabar con la pandemia, otros quieran «revivir lo sucedido el pasado 8 de marzo, que dejo de ser el Día de la Mujer, para ser el Día de la Mujer Contagiada». Y añadió: «Apenas ahora se están manifestando los ciudadanos por sus pérdidas de comercios, de empleos, por la situación vivida, por responsabilidad. Toca que todos hagamos lo mismo».

¿Qué convocatorias sí habrá en Madrid el 8-M?

Un acto de 250 personas en Callao
El «8M movimiento feminista de Madrid», que aglutina a más de 350 organizaciones de mujeres, ha anunciado que se concentrará el próximo 8 de marzo de 2021, Día Internacional de la Mujer, en la plaza de Callao de la capital, un acto al que asistirán 250 mujeres, previamente acreditadas.
«Una manifestación necesaria el 8-M»
La Federación de Mujeres Progresistas considera este año necesaria una manifestación con motivo del 8M, si bien adaptando los actos a la situación de pandemia: «Hay que hacer compatibles las reivindicaciones con la adopción de medidas de seguridad que permitan celebrar cualquier tipo de actos».
Pequeñas convocatorias en los barrios
Descartada la manifestación central que recorre cada año el centro de Madrid con motivo del 8 de marzo, desde los colectivos de los barrios de la capital y del resto de municipios se impulsarán pequeñas convocatorias que respeten las medidas de seguridad. En Retiro, el 7-M, se ha convocado un pasacalles.