Podemos impide que la Asamblea de Madrid «condene» a Putin

La Cámara no logra ponerse de acuerdo en una declaración institucional

La portavoz de Unidas Podemos, Carolina Alonso, durante su intervención en el Pleno de la Asamblea de Madrid
La portavoz de Unidas Podemos, Carolina Alonso, durante su intervención en el Pleno de la Asamblea de Madrid FOTO: JUAN CARLOS HIDALGO EFE

La Asamblea de Madrid no hará una condena explicita del conflicto ucraniano, como ha ocurrido en otras instituciones. Los grupos políticos no han logrado ponerse de acuerdo en la forma de trasladar esa repulsa a la guerra en el pleno que se celebra hoy a través de una declaración institucional. La semana pasada Más Madrid puso sobre la mesa la idea y se empezó a moverse por parte de todos los grupos políticos. El PSOE planteó una similar a la que se ha hecho en el Ayuntamiento, que a su vez está refrendada por la Federación Española de Municipios y Provincias. Vox también planteó seguir el modelo del Consistorio madrileño y los populares plantearon que en el documento se hablara de «invasión» y no exclusivamente de «agresión», e hicieron hincapié en que quedara constancia del papel que juega la OTAN. Unidas Podemos hasta el martes no se pronunció y su exigencia se centraba en que se eliminase toda alusión a la OTAN, pero pedía como condición sine qua non que no solo se garantizara la salida de Ucrania de cuantos ciudadanos quisieran huir de la guerra, defendía que esa actuación no se limitase exclusivamente a los ucranianos, sino que alcanzase todos los conflictos bélicos y humanitarios, independientemente del lugar del mundo en el que ocurrieran.

Más Madrid y PSOE dieron el visto bueno a la exigencia de Podemos, pero eso de meter en el mismo saco a ucranianos y a cualquier persona que se viese inmersa en un conflicto bélico no satisfizo a VOX, que se negó en rotundo a un redactado como el que proponían los morados. Los populares también querían que el papel de la OTAN quedase reflejado en algún sitio. Así las cosas, no habrá declaración institucional porque para su lectura en la Cámara se precisa de la unanimidad de todos los grupos. El diputado del Grupo Popular Enrique Núñez lamentó que el PSOE «no haya hecho más por convencer a su socio de gobierno» e interpretó la postura de los morados «como una forma de justificar su voto en el Parlamento Europeo contra la UE. Es sorprendente que la Cámara de los madrileños no sea capaz de conseguir unanimidad en algo así».

Pero el asunto no ha quedado aquí para los populares, que han decidido registrar una proposición no de ley en la Asamblea de apoyo a Ucrania con un redactado que incorpore todos los contenidos que ellos consideran que debe tener. En la iniciativa denuncian y condenan la «invasión», expresan el compromiso de la Comunidad con la defensa de los principios democráticos, apoyan «de manera firme y solidaria» al pueblo ucraniano y respaldan «las actuaciones que se pongan en marcha por nuestros aliados de la OTAN y de la UE para poner fin a la incalificable invasión».