Ayuso lamenta la “altanería” de la ministra Montero y avisa: “Pueden irse 13.000 contribuyentes de Madrid”

A juicio de la presidenta madrileña, el “impuesto de solidaridad” es “una medida que no roza a la ya muy debilitada clase media y que apenas va a afectar a las más altas”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mantenido hoy desde Barcelona su pulso contra la intención del Gobierno de Pedro Sánchez de imponer un impuesto a las rentas más altas. Una decisión que, a juicio de Ayuso, tendrá un gran impacto en la economía madrileña. Y es que este impuesto podría llegar a suponer la “fuga” de la región de 13.000 contribuyentes cuya recaudación asciende a 5.000 millones de euros: “Lejos de eliminar el Impuesto de Patrimonio por ser injusto, anacrónico y arcaico, ahora va a haber gente que lo va a pagar dos veces mientras atacan sin control a las regiones que lo denunciamos. Solo de Madrid pueden huir 13000 contribuyentes cuya recaudación por IVA e Impuesto de la Renta asciende a más de 5.000 millones de euros”.

Ayuso ha realizado esta previsión durante su participación en el desayuno Nuevo Fórum Economía en Barcelona, en el que ha contestado a las últimas declaraciones de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero: “Yo creo que tratar así a los presidentes autonómicos, con ese desprecio y con esa altanería, no sé ahora a qué nos conduce, pero, desde luego, cada vez que el Gobierno me ha retado a ir a los tribunales, por defecto suelo ganar porque yo no voy en contra de, voy a favor del Estado de derecho y de hacer las cosas correctamente”.

Ayuso ha vuelto a insistir en que llevará esta cuestión ante la Justicia si es necesario. Y ha lanzado un aviso: “Cada vez que el Gobierno me ha retado a ir a los tribunales, por defecto suelo ganar. Por tanto, no voy buscando, voy defendiendo, como he tenido que hacer con la concertada en la Comunidad Madrid, con el cierre ilegal de la región y a lo mejor también con este impuesto inventado del Patrimonio que lo llaman de Solidaridad o de ricos para señalar a unos ciudadanos como culpables mientras este Gobierno cada vez tienen más dinero en sus bolsillos porque no deja de asfixiar al contribuyente por nuevos impuestos. ”

La presidenta madrileña ha calificado de “eufemismo para edulcorar la chapuza del día” el nuevo impuesto que el Gobierno de Sánchez pretende imponer, ya que, ha señalado, en España ya pagan más quienes más tienen y, además, es “una medida que no roza a la ya muy debilitada clase media, que apenas va a afectar a las más altas y que las más vulnerables no verán efectiva hasta dentro de un par de años”.