Cuestionario Proust

Jorge García: «La falsedad me corroe, quiero saber la verdad»

El alcalde de Colmenar Viejo sabe lo que es ser feliz: «Me siento muy afortunado, me gusta lo que hago»

Jorge García Díaz, alcalde de Colmenar Viejo.
Jorge García Díaz, alcalde de Colmenar Viejo. alejandro olea Ayuntamiento de Colmenar Viejo

Está al frente del municipio de los «alhajas» y los «castas», un pueblo que se ha convertido en foco de atracción de nuevos habitantes. A 30 minutos de la Puerta del Sol, quiere acabar la legislatura levantando obras de infraestructura. Su deseo es repetir como alcalde las próximas elecciones por el partido que lidera Díaz Ayuso.

¿Principal rasgo de su carácter?

El optimismo, pienso que las cosas salen bien en general. Aunque no salgan a la primera o como nos imaginamos.

¿Qué cualidad aprecia más en un hombre?

La lealtad, me gusta poder tener absoluta confianza con quienes me relaciono. Igual que yo la doy, me es necesaria.

¿Y en una mujer?

Exactamente igual, la lealtad es la base de todo.

¿Qué espera de sus amigos?

Comprensión, y lo que es muy importante, que me elijan también para lo bueno. Saber ganar, en cualquier aspecto de la vida, es muy importante, y querer compartirlo con los tuyos es la mejor muestra de ello.

¿Su principal defecto?

Me cuesta mucho desconectar. Con las redes sociales tenemos una excelente vía de comunicación con todo el mundo, y aplicadas a mi día a día son una ventaja, pero es cierto que parece que nos exige una inmediatez que a mí me cuesta soltar.

¿Su ocupación favorita?

Un buen paseo con Tom, mi perro, pero también un pincho de tortilla sin prisa, un café y un libro.

¿Cuál sería su ideal de felicidad?

Me parece egoísta decir que no soy feliz. Me siento muy afortunado, me gusta lo que hago, me siento útil, soy feliz ahora mismo.

¿Cuál sería su mayor desgracia?

Tener que llevar una vida de peloteos, de caras de póker, o de postureo. Ese es el peor castigo, aunque siendo sincero, lo he pasado muy mal en estos siete años en los que muchos de mis compañeros y yo hemos tenido que cargar con la injusta losa de «imputados».

¿Qué le gustaría ser?

Técnico de emergencias, policía, guardia civil, militar, bombero o sanitario, creo que son la máxima expresión del servicio a los demás. Como dice un compañero, están cuándo y dónde nadie quiere estar.

¿En qué país desearía vivir?

Vivimos en el mejor sitio posible, aquí, en España.

¿Su color favorito?

El verde, tengo la oportunidad de vivir en un entorno en el que se impone. Cuando nuestro campo está verde nos cura todo.

¿La flor que más le gusta?

Para mí no es una flor, pero como todo el mundo le llama flor, te digo la de Pascua. Tengo una muy especial en mi despacho, que me acompaña ya por sexto año, es casi un seto. Eso sí, solo he conseguido que se pusiese roja una vez además de cuando la compré, y la caprichosa lo hizo en abril.

¿Sus autores favoritos en prosa?

Lorenzo Silva o María Reig, soy de histórica y negra.

¿Un héroe y heroína de ficción?

Bevilacqua y Chamorro, estoy enganchado a las historias de estos dos agentes de la Guardia Civil que desde hace más de 20 años nos trae Lorenzo Silva.

¿Su músico favorito?

Me gusta mucho la música, desde David Otero a Bruce, pero si tengo que elegir uno me rindo ante Raphael, sus directos no tienen comparación.

¿Su pintor preferido?

Picasso y el ilustrador Andrés Guerrero.

¿Su héroe de la vida real?

Se cuentan a miles, por suerte. Cualquiera que es capaz de revertir una situación complicada. Emprendedores como yo veo a diario montando un negocio o en el campo, Voluntarios de Protección Civil, Cáritas o Cruz Roja, pero también personas que reciben un golpe en la salud, en lo laboral, y pese a tener un mal momento, se dejan la piel por remontar.

¿Su nombre favorito?

Mahou.

¿Qué hábito ajeno no soporta?

Jajaja. En esto déjame ser superficial, el pestazo a perfume. Me impide concentrarme en lo demás.

¿Qué es lo que más detesta?

La falta de empatía. Ver que alguien va a un sitio con una postura fija y no va a salir de ahí.

¿Una figura histórica que le ponga mal cuerpo?

Sin lugar a dudas Vladimir Putin.

¿Un hecho de armas que admire?

Soy muy madrileño, el levantamiento de 2 de mayo. Aunque te digo que el hecho de armas más bonito que he visto es la revolución de los claveles.

¿Qué virtud desearía poseer?

El teletransporte, para llegar a más cosas.

¿Cómo le gustaría morir?

Feliz.

¿Cuál es el estado más común de su ánimo?

Alegría.

¿Qué defectos le inspiran mayor indulgencia?

La falsedad me corroe, me gusta que me digan la realidad ante la que me encuentro siempre. Si la detecto, asumo que me pongo una coraza.

¿Tiene una máxima?

Si puedo hacer algo ya, se queda hecho ya.