UICN alerta del declive del conejo europeo y de los eucaliptos

Diez especies mejoran su estado de conservación, frente a 73 que empeoran, según la actualización de Lista Roja. Ya son 30.178 las amenazadas de extinción

Gracias a los esfuerzos de conservación, diez especies han mejorado su estado de amenaza, según la Lista Roja de UICN, actualizada hoy. Se trata de dos especies de peces de agua dulce y ocho aves, entre ellas el Rascón de Guam, un ave que anteriormente se encontraba “Extinta en Estado Silverstre”. Todo un éxito, ya que es la segunda ave en la historia que se logra recuperar tras alcanzar el estado de riesgo descrito después del Cóndor de California. En su día, el Rascón de Guam fue común en la isla del Pacífico que le da nombre. Sin embargo, la introducción accidental de la Culebra arbórea café al final de la Segunda Guerra Mundial provocó su declive. Pero tras 35 años de un programa de cría en cautividad, el ave se ha establecido en la vecina Isla de Cocos. Eso sí sigue clasificada como “En Peligro Crítico”, a solo un paso de la extinción.

Otro ejemplo de recuperación es la Cotorra de Mauricio. En la actualidad hay más de 750 ejemplares en la naturaleza de ahí que haya sido reclasificada como “Vulnerable”, cuando años atrás llegó a estar considerada “En Peligro Crítico”.

Respecto a las especies de peces de agua dulce, las dos son australianas: la Trucha balacalao y Galaxias pederensis, cuyo estado es “Vulnerable” y “En Peligro”, respectivamente.

Ahora bien, pese a que diez especies han mejorado su estatus, hay 73 que han ido en declive, como es el caso del conejo europeo que ha pasado de “Casi Amenazada” a “En Peligro” y que tiene en España, Portugal y sur de Francia su distribución natural. Su población ha disminuido en torno a un 70% debido a un nuevo episodio de enfermedad hemorrágica. Algo que puede poner en jaque la conservación del Lince ibérico y el Águila Imperial al ser una presa clave para ambas especies.

De este modo, los datos, pese a la buena noticia en medio de la crisis de biodiversidad, hablan por sí solos: hay 30.178 especies amenazadas con la extinción de las 112.432 presentes en esta lista. Y lo que es peor, el impacto del cambio climático es cada vez más evidente..

“Esta actualización ofrece esperanza. Aunque hemos detectado verdaderos declives en 73 especies, también hemos visto diez especies con mejorías reales y las historias detrás de éstas demuestran que la naturaleza se recupera cuando se le da la oportunidad. El cambio climático se suma a las múltiples amenazas que afrontan las especies. Tenemos que actuar con decisión y urgencia para frenar la crisis”, manifestó la doctora Grethel Aguilar, directora general interina de la UICN.

Desde la UICN destacan los efectos que el cambio climático está teniendo en la biodiversidad. Prueba de ello es la disminución de especies, incluidos varios peces de agua dulce y el Tiburón nodriza de cola corta (habitual de los arrecifes). Así, el 37% de las especies de peces de agua dulce de Australia está amenazada de extinción, y de ellas, al menos el 58% está afectada directamente por el cambio climático. Un mal que también amenaza el ave nacional de Dominica: el Loro imperial. Esta especie pasó de estar “En Peligro” a “En Peligro Crítico”después del huracán María en 2017. Se estima que en la actualidad quedan menos de 50 individuos maduros en la naturaleza.

El informe también refleja que casi el 25% de especies de eucaliptos conocidos en el mundo están amenazados de extinción. Algo que golpea especialmente a Australia, dado que de las 826 especies de eucaliptos, 812 están en este país. Desde UICN recuerdan que pese a que en otras partes del mundo los eucaliptos puedes ser muy invasivos (cada vez son más las voces expertas que recuerdan que no son héroes ni villanos), en su área de distribución nativa, en Australia, afrontan amenazas derivadas del uso humano de los suelos, especialmente la agricultura y la urbanización, lo que ha dado lugar a una disminución de sus poblaciones de al menos un 30% para 13 especies, llegando algunos a un declive del 50% como es el caso del Eucalyptus rhodantha.