Viernes negro para el planeta

El "black friday" se ha convertido en una cita indispensable para el consumo pero, desde el punto de vista medioambiental, es un día en el que se multiplican las emisiones y se colapsa el sistema de recogida de residuos electrónicos
El "black friday" se ha convertido en una cita indispensable para el consumo pero, desde el punto de vista medioambiental, es un día en el que se multiplican las emisiones y se colapsa el sistema de recogida de residuos electrónicosLa Razón

Los detractores del «black friday» han acuñado la expresión «buy nothing day» (día de no comprar nada) para pedir a las personas comprometidas en la lucha contra el cambio climático que aprovechen tal fecha para reflexionar sobre las consecuencias ambientalmente nefastas del consumo global desmedido y, en particular, del incremento exagerado de los desechos electrónicos, que cada año se acumulan en el mundo en alrededor de 50 toneladas, más que suficientes para cubrir de desperdicios toda la isla de Manhattan.