Glasglow. COP-26

Ramón Tamames
Ramón Tamames FOTO: Cristina Bejarano La Razón

El Scottish Event Campus (SEC) de Glasgow (Escocia) acogerá, del 31 de octubre al 12 de noviembre, la 26.ª conferencia de las partes fir-mantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cam-bio Climático (COP-26, Cumbre del Clima de Glasgow).

Como principal país organizador, Reino Unido designó el pasado mes de enero al diplomático y exparlamentario británico Alok Sharma, que ocupaba hasta la fecha el cargo de secretario de Estado de Negocios, Energía y Estrategia industrial de su país como presidente de la COP-26. De cara a la COP-26, Sharma apuntó tres elementos necesarios para considerar que la conferencia habrá sido un éxito:

1) Aprobación de los planes de acción climática en todos y cada uno de los 193 países del Acuerdo de París de 2015 para reducir significativa-mente las emisiones en el año 2030, y alcanzar cero neto en 2050. Apoyándose la adaptación de infraestructuras y dispositivos para hacer frente a las amenazas más inmediatas originadas por el cambio climá-tico.

2) Puesta en práctica de los planes de reducción del consumo del car-bón, impulso del parque de automóviles eléctricos, y fomento de los árboles, como sumideros excelsos de los gases de efecto invernadero.

3) Cumplimiento de la promesa de dedicar 100.000 millones de dólares anuales a la lucha contra el cambio climático, de cesión que será obli-gada por los países más avanzados a los menos desarrollados.

Más de 120 jefes de estado y de gobierno han comunicado su intención de asistir a la Cumbre del Clima de Glasgow, aunque con ausencias presenciales tan importantes como las de los presidentes de Rusia y China. Y sin saber todavía qué propondrán EE.UU. y la República Po-pular como ofertas de mitigación de GEI.

Por otra parte, la organización de la COP-26 espera la asistencia de 25.000 personas al encuentro, que se considera altamente decisorio. Y se han establecido normas especiales para prevenir contagios por la Covid-19. Seguiremos informando.