¿Es el momento de invertir? Los mercados bursátiles creen que el automóvil saldrá reforzado de la crisis

Las acciones de las principales compañías han tocado fondo y comienzan a mejorar posiciones, con dos días de fuertes subidas

El derrumbe de las bolsas internacionales por la crisis del coronavirus ha afectado de lleno a la industria del motor, que ha tenido tres meses de fuertes caídas en la cotización de sus acciones. Sin embargo, parece que con las medidas económicas puestas en marcha por algunos gobiernos europeos y Estados Unidos, unidas a la reapertura de las instalaciones en China, estos valores han tocado fondo y notan ya una recuperación.

La impresión general es que, tras los meses de crisis, el mercado automovilístico mundial irá recuperándose y las ventas se normalizarán para mantenerse en los mismos niveles de 2019 o algo ligeramente por debajo. Las cifras de 2019 no es fácil que puedan repetirse en este ejercicio. Pero como el derrumbe de las acciones ha sido tan fuerte en el último trimestre, los inversores comienzan a fijarse en algunos valores que están muy bajos respeto a su cotización de hace muy poco tiempo. Piensan que es el momento de entrar.

Un repaso al valor de las acciones de las principales empresas automovilísticas mundiales pone de manifiesto que son inversiones que pueden resultar muy rentables a medio plazo. Por ejemplo el número uno mundial, el grupo Volkswagen, cotizaba el pasado 10 de enero a 185,52 euros y la apertura de hoy está en 113,2 tras haber subido en la sesión de ayer casi un veinte por ciento. Ese mismo día, una acción de la Bayerische Motoren Werke valía 74,37 y hoy abrió a 47,2 tras haber subido asimismo en la sesión del martes. Su compatriota Mercedes el 8 de enero se compraba a 49,47 y ahora cotiza a 30,0 tras la subida de casi un quince por ciento en la sesión de ayer.

La francesa PSA, dueña de Peugeot, Citroën, Opel y DS, cotizaba el 18 de diciembre a 22,41, frente a los 12,58 actuales. El mismo día, su ahora asociado FCA (Fiat Chrysler Automóviles) valía 13,60, y hoy solo 7,05. Ford, por su parte, el 4 de febrero costaba 9,18 y hoy se compra a 4,95 mientras que Toyota cotizaba en el mercado de Tokio a 7.914 yenes frente a los 6.919 actuales. Estos son sólo unos ejemplos, pero hay más dentro de este sector.

Mas especulativos son otros valores como Tesla, a 887,0 el 4 de febrero y actualmente a 505,0 o Aston Martin, que el 6 de diciembre pagaban 630,0 y hoy cotiza a 255 a pesar de las fuertes subidas de los dos últimos días. Por todo ello, algunos analistas piensan que los valores en empresas automovilísticas pueden ser en estos momentos una buena inversión para los ahorradores.