Espacio y elegancia para el DS más eficiente

El DS7 Crossback se presenta ahora con un motor de 225 caballos y tracción delantera, un híbrido enchufable ideal para circular por ciudad con su etiqueta 0.

Post-production : Astuce Productions
Post-production : Astuce ProductionsNCDS Auto

Dentro de su estrategia de electrificación, DS inicia la comercialización de su 7 Crossback más adaptado a la ciudad gracias a su tracción delantera y su sistema híbrido enchufable que le permite disfrutar de la etiqueta 0 con todas las ventajas que ello supone para el tráfico urbano, Esta opción, con motor gasolina de 1,6 litros turbo que rinde 180 caballos combinado con un eléctrico de 110cv. completa la gama DS7 y puede considerarse la alternativa a su hermano mayor con tracción 4x4 y 300 caballos que lleva algunos meses en el mercado. Su precio, a partir de 45.200 euros.

Aunque la crisis de los meses pasado ha sido especialmente dura para el sector del motor y para los coches de lujo, DS ha capeado mejor que otros el temporal. Durante el primer semestre la caída del mercado total fue del 50% aproximadamente, y del 44% en el segmento de coches de lujo. Sin embargo, DS sólo sufrió un descenso del 32% y matriculó un total de 1.539 vehículos y de las versiones más equipadas.

La marca francesa se beneficia en tomas de electrificación de la experiencia adquirida en Fórmula E, las carreras de monoplazas eléctricos en las que ha ganado el mundial en los dos últimos años. De esta forma, la última evolución del DS7 Crossback E-Tense incorpora un motor gasolina de 180 caballos y se complementa con otro eléctrico de 110cv. directamente integrado con la caja de cambios automática, dando todo el conjunto una potencia de 225cv. Utiliza la ya conocida plataforma MP2 del grupo PSA para este tipo de motorizaciones mixtas.

En el momento del arranque, el motor eléctrico se pone en marcha en solitario, con la posibilidad de circular en modo cero emisiones a una velocidad máxima de 135 Km/h. A continuación, el conductor puede optar por el modo híbrido, que optimiza el uso de cada energía, o el modo sport, que moviliza todos los 225 caballos disponibles. La batería de 13,2 kWh, situada bajo el suelo, permite recorrer hasta 55 kilómetros en modo eléctrico. Las emisiones de CO2 oscilan entre los 31 y los 36 gramos por kilómetro, con un consumo de entre 1,4 y 1,6 litros a los 100 Km. A una velocidad elevada, el consumo se sitúa entre 6,1 y 6,5 litros/100 Km, dependiendo del equipamiento.

La batería se carga durante la conducción por la acción del motor gasolina, que también se utiliza para recargar la batería. También regenera la energía eléctrica en desaceleraciones y frenadas para prolongar su autonomía. Otra función, denominada “E-Save” permite reservar la energía suficiente para poder circular en modo 100% eléctrico durante los últimos 10 o 20 kilómetros del trayecto o para tener una batería totalmente cargada. Por lo que se refiere a la recarga, se obtiene en 2 horas en un cargador rápido, 4 horas en un wallbox y 8 horas en un enchufe doméstico.

El conductor dispone de cuatro modos de conducción. El eléctrico, que sólo utiliza la batería, el híbrido para combinar el motor eléctrico con el de combustión interna, y los denominados confor y sport para lograr mejores prestaciones. En cuanto a acabados, hay cuatro alternativas: Be Chic, So Chic, Performance Line y Grand Chic, aunque en todos ellos el equipamiento se encuentra en un altísimo nivel, como siempre caracteriza a la marca de lujo del grupo PSA. Ya está a la venta, si bien las primeras entregas se espera que se produzcan hacia final de año.