El Mini del futuro tendrá “balcón a la calle”

La marca británica, que pertenece a BMW, presenta sus ideas para las próximas décadas

Hace 25 años un icono de las ciudades como el Mini parecía condenado a desaparecer. De hecho, durante mucho tiempo dejó de estar en el mercado. Sin embargo, BMW compró la marca, el nombre, y lanzó una nueva generación de su mítico modelo adaptado a los tiempos. El éxito fue arrollador y hoy se mantiene como un fabricante con un amplio abanico de modelos, variantes e incluso un todocamino. Además, también tiene dentro de su gama una versión cien por cien eléctrica. Ahora Mini presenta lo que será su futuro, el Vision Urbanaut, una nueva interpretación del espacio interior. Esta visión ofrece más amplitud y más versatilidad que nunca, consiguiendo así una mínima huella medioambiental. “MINI siempre ha sido sinónimo de ‘Uso inteligente del espacio’. En el MINI Vision Urbanaut extendemos el espacio privado hasta el ámbito público, creando experiencias completamente nuevas y enriquecedoras”, explica Adrian van Hooydonk, Director de BMW Group Design.

Mini Urban VisionMiniMini

“MINI se ve a sí misma en el futuro como creadora y compañera de momentos inolvidables, lo que podríamos llamar ‘momentos Mini’. El Mini Vision Urbanaut utiliza una selección de tres momentos (”Chill", “Wanderlust” y “Vibe”) para presentar una amplia gama de posibles escenarios de uso. El momento Chill invita a tomar un respiro y hacer una pausa en el aquí y ahora. El coche se convierte en una especie de lugar de aislamiento, un refugio donde relajarse o trabajar completamente concentrado durante un viaje. Wanderlust es el único momento MINI en el que el conductor puede elegir entre utilizar los sistemas de conducción autónoma del MINI Vision Urbanaut o ponerse al volante. El momento MINI Vibe permite disfrutar del tiempo junto a otras personas a modo de escenario en todos los sentidos", expone Oliver Heilmer, Jefe de Diseño de MINI. El exterior y el interior cambian para reflejar el momento MINI y dar a la experiencia el mejor escenario posible. Un diseño de la experiencia del usuario integral, los materiales sostenibles y un sistema de propulsión puramente eléctrico son los ingredientes adicionales del concepto global.

Con una altura inusual para un MINI, pero con sólo 4,46 m de longitud, el MINI Vision Urbanaut proporciona un espacio interior que puede ser utilizado de muchas maneras diferentes y ofrece nuevas facilidades de movimiento dentro del coche.

Como un concepto de espacio innovador, el MINI Vision Urbanaut ha sido diseñado de dentro hacia fuera. Los diseñadores han configurado la experiencia del espacio interior antes de desarrollar el exterior, con la utilización de planos de planta, piezas de mobiliario y modelos de madera a escala para proporcionar una indicación del tamaño. A lo largo del proyecto se ha empleado realidad aumentada para crear un modelo digital, que luego ha evolucionado.

Concebido desde el principio como un vehículo eléctrico con funciones de conducción autónoma, el MINI Vision Urbanaut ha permitido a los diseñadores una mayor libertad al crear tanto el exterior como el interior del vehículo. “En 1959, el primer Mini marcó el comienzo de una revolución a pequeña escala en la construcción de vehículos con motor en posición transversal”, recuerda Oliver Heilmer, Jefe de Diseño de MINI. “Con el MINI Vision Urbanaut hemos sido capaces de replantear y aumentar el espacio útil dentro del coche aún más en relación con su huella medioambiental”.

El interior del MINI Vision Urbanaut ofrece el entorno ideal para realizar un viaje, pero también es el destino del mismo. Al llegar al destino elegido puede transformarse en una sala de estar en unos pocos pasos. Los ocupantes entran en el innovador habitáculo a través de una gran puerta lateral corredera. El mecanismo deslizante y basculante de última generación cuenta con el diseño ideal para las condiciones de conducción urbana en las que el espacio es escaso. No dispone de más puertas en el lado del conductor o del pasajero delantero.

Una disposición extremadamente flexible de cuatro asientos proporciona la base para un brillante interior. Los dos asientos delanteros están diseñados para rotar, mientras que los respaldos del trasero, de generosas dimensiones, se pueden plegar manualmente (asiento trasero izquierdo) y girar (asiento trasero derecho). Cuando el coche está parado, el salpicadero baja y el área del conductor se convierte en un cómodo rincón para sentarse, un “Sofá Cama”. Además, cuando se está parado el parabrisas puede desplegarse hacia arriba para crear una especie de balcón a la calle. Esto mejora la interacción con el entorno del coche y crea una experiencia de habitabilidad aún más generosa.

Ruedas de monopatín

El punto álgido de la estética exterior del MINI Vision Urbanaut cuando se observa desde el lateral son sus ruedas, acabadas en color Ocean Wave, un azul turquesa que destaca la asociación con la playa y el sonido del mar. El perfil abstracto de los neumáticos Union Jack es un guiño a la herencia británica del coche, mientras su forma recuerda a las de un monopatín, lo que resalta aún más la agilidad del giro inconformista de MINI. Las ruedas también representan otra forma en la que el coche se comunica con el entorno. Pueden ser transparentes o con el interior iluminado, según el momento MINI seleccionado.

Materiales sostenibles y una mentalidad responsable

El MINI Vision Urbanaut se caracteriza por el uso responsable de los recursos. Además del máximo espacio con una mínima huella de carbono y su sistema de propulsión totalmente eléctrico, el MINI Vision Urbanaut adopta un enfoque responsable del empleo de materiales. Esto se logra no sólo al reducir número de componentes en el diseño exterior e interior, sino también al permitir una doble función de los mismos, como el salpicadero/sofá cama. Junto al uso de materiales reciclados, esto también significa evitar el cromo y el cuero. El material más utilizado en el interior es el tejido de punto, que combina calidad y una sensación acogedora con la suavidad y el confort. El uso de corcho en el volante y en el suelo le otorga un toque especial gracias a su tacto natural, al tiempo que asegura un ambiente interior verdaderamente agradable.