El mundo al revés: el pequeño Jimny “rescata” a un quitanieves

Una flota de 4X4 de Suzuki colabora con los servicios de emergencia

La emergencia del tiempo deja imágenes insólitas como el que un pequeño todoterreno, en concreto un Suzuki Jimny, pueda sacar de apuros a una quitanieves que se había quedado atascada en el hielo. La habilidad del conductor, sus neumáticos especiales y la capacidad de tracción de este coche hicieron el milagro. La clave está en el sistema “AllGrip” que asegura la motricidad incluso sobre asfalto helado. Es otra de las anécdotas que nos ha dejado la borrasca Filomena.

Es sólo un ejemplo de cómo algunos ciudadanos están colaborando con el Ayuntamiento de Madrid y sus fuerzas de emergencia. Uno de estos grupos está formado por una flota de vehículos Suzuki que desde el viernes por la tarde trabaja en labores de rescate de vehículos, llevar gente a los hospitales, tanto a trabajadores como a personas que habían sufrido percances. Esta flota, que se ha movido principalmente por la zona norte de Madrid, ha operado junto a los servicios de emergencia y la UME en varias ocasiones liberando coches atrapados en la nieve y llevando provisiones a aquellos conductores de quedaban sorprendidos debido a las devastadoras consecuencias que la tormenta ha dejado en Madrid.

El viernes por la tarde Suzuki Motor Ibérica sacaba unidades de Suzuki Jimny de su parque de prensa, con conductores expertos expertos en 4X4 y preparadas con neumáticos de invierno, eslingas y diversos materiales de rescate, ante las previsiones de nevada que llegaban a Madrid. Y no tardaron en ponerse en movimiento ayudando a conductores y personas a regresar a su casa después de la jornada laboral.

Las ayudas se prolongaron a lo largo de todo el fin de semana, cuando afloraron las urgencias que se estaban produciendo al paso de la borrasca. Con la situación de bloqueo en las calles de Madrid, el grupo de voluntarios de Suzuki al volante de los Jimny se ofreció para trasladar en sus todoterreno tanto a los sanitarios que intentaban acudir a sus centros hospitalarios como a las personas que necesitaban acudir a alguna urgencia. El servicio se extendió ayudando a regresar a su casa a algunos pacientes que recibían el alta.

Más de 150 vehículos rescatados, decenas de personas llevadas a urgencias con roturas de pierna, lesiones en brazos, o urgencias de personas que no tenían cómo llegar a los distintos hospitales son el balance hasta ayer de esta iniciativa.