Volvo XC40 Recharge: un todocamino amplio, elegante y cien por cien eléctrico

Tracción total, dos motores eléctricos y más de cuatrocientos caballos son argumentos de peso para un modelo muy completo

Thumbnail

Ya está a la venta en España la versión totalmente eléctrica del XC40. Quizás el modelo más completo del catálogo de una marca como Volvo, que se ha colocado como una referencia en aspectos como seguridad o la ecología. Esta nueva versión, que naturalmente disfruta de la etiqueta 0, tiene una autonomía de 418 kilómetros, una potencia equivalente a 408 caballos y un precio desde 52.286 euros, sin descontar las ayudas del plan Moves.

Esta versión Recharge viene a completar la gama de un diseño muy especial para la marca sueca. El XC40 ha sido un éxito desde su presentación por su acertado diseño y su gran capacidad interior. Y prueba de ello es que consiguió en el año 2018 el título de Coche del Año en Europa. Ahora, a sus habituales motorizaciones de combustión interna y de hibridación, añade la opción totalmente eléctrica que es la que tiene un mayor futuro a medio y largo plazo ya que la tendencia hacia este tipo de vehículos de cero emisiones es imparable.

Así lo supo ver Volvo, un pionero en la visión del papel de la electricidad en el automóvil, cuando hace más de diez años sacó al mercado su primer modelo electrificado y que ya contaba con una autonomía de más de 150 kilómetros. Desde hace dos años toda la gama de esta marca tiene versiones híbridas enchufables (PHEV) y el peso de los electrificados en su negocio va creciendo día a día como lo demuestra el hecho de que actualmente uno de cada cuatro Volvo que se venden en el mundo son electrificados y esta proporción sube hasta el 39% en Europa. Y los planes de la compañía van a acelerar este proceso ya que en el año 2025 la mitad de los coches que salgan de sus cadenas de montaje serán eléctricos y en el año 2030, la electricidad copará la totalidad de la producción.

El XC40 Recharge, que se produce en la factoría que Volvo tiene en Gante, es fácilmente identificable qque, como no es necesaria la refrigeración del motor de explosión, la parrilla delantera ha sido sustituida por una cubierta plástica pintada en el mismo color del resto de la carrocería. Destaca asimismo por las llantas, de hasta 20 pulgadas, por las protecciones de plástico negro en los pasos de rueda y por el carenado de la parte baja de la zona trasera, ya que este Recharge no tiene tubos de escape, naturalmente. Todos estos elementos complementarios van pintados en color negro, haciendo juego con el techo. Y es que este XC40 puede elegirse en una amplia gama de totalidades, pero siempre combinadas con el techo negro.

Esta versión eléctrica no difiere nada en belleza y capacidad frente al resto de los XC-40 equipados con otras motorizaciones. A diferencia de otras marcas que sacan al mercado modelos eléctricos especiales, Volvo ha optado por utilizar su misma y eficaz carrocería para su versión totalmente eléctrica, con sus 4,42 metros de largo y sus 2,70 de distancia entre ejes que le proporcionan una gran habitabilidad interior. Con espacio para cinco grandes plazas de adultos y un maletero sorprendente con una capacidad de 452 litros, que pueden ampliarse si abatimos los respaldos de los asientos traseros en su conjunto o separadamente para poder, si se desea, dejar una o dos plazas en la butaca posterior. Además, como el motor delantero ocupa menos espacio que el térmico, en la parte delantera se ha habilitado otro cofre complementario de 31 litros que nos pueden servir para guardar los cables de recarga de las baterías.

La parte mecánica esta formada por dos motores eléctricos de 150kw montados cada uno sobre los ejes delantero y trasero, lo que asegura la tracción a las cuatro ruedas y van alimentados por batería de 78kw. La potencia conjunta llega hasta los 408 caballos, gracias a los cuales las prestaciones resultan espectaculares. No especialmente en lo que se refiere a la velocidad máxima, que desde hace años Volvo limitó en sus vehículos a 180 por hora, pero si en la aceleración, ya que es capaz de pasar de cero a cien por hora en menos de cinco segundos. El resultado deja asombrados al resto de los conductores que no pueden entender como un coche de aspecto familiar y tranquilo sea capaz de dejarles literalmente abandonas en la carretera cuando les adelantas y pisas hasta el fondo el acelerador.

Ante el volante, el conductor se encontrará con un nuevo panel de instrumentos y en la conducción, contará con todos los sistemas de ayuda a la conducción habituales en todos los coches de alta gama, como reconocimiento de señales, tráfico cruzado, cambio de carril, ayuda en descenso de pendientes, e incluso una alerta e zona resbaladiza que, en comunicación entre los coches del mismo tipo que circulan por la carretera, avisan a tu unidad de lo que te vas a encontrar en un determinado punto, como una plaza de hielo por ejemplo. La pantalla central está conectada con Google, y pone a disposición de los ocupantes todas las posibilidades de este portal, al que se puede acceder por voz. Avisa asimismo de los puntos de recarga existentes en los alrededores y te previene cuando el nivel de batería empieza a estar bajo.

El tiempo de recarga en casa con un wallbox es de ocho horas, pero si utilizamos cargadores más potentes, como de 150kw, el poco más de media hora se puede recargar el 80% de la batería para continuar el viaje. El precio de este XC40 Recharge es de 52.286 euros, que se puede elevar en unos dos mil euros si queremos acceder a un paquete de equipamiento adicional. Una factura que, si utilizamos todas las ayudas del plan Moves, puede reducirse hasta los 42.260 euros. Claro que también se puede optar por la fórmula de pagar 707 euros mensuales a 48 meses y sin entrada. En todos los casos se incluyen tres años de garantía, de mantenimiento y de seguro.