Actualidad

El Corsa más deportivo

La versión GSi del modelo más popular de Opel está equipada con un motor de 150 caballos, y chasis y frenos diseñados para una conducción deportiva.

El motor turbo de 150 caballos es la esencia deportiva de la versión GSi del nuevo Opel Corsa
El motor turbo de 150 caballos es la esencia deportiva de la versión GSi del nuevo Opel Corsa

La versión GSi del modelo más popular de Opel está equipada con un motor de 150 caballos, y chasis y frenos diseñados para una conducción deportiva.

Opel ha presentado en el mercado el nuevo Corsa GSi, el último guiño de la actual generación, que será relevada a mediados de 2019 por un nuevo Corsa desarrollado ya bajo la órbita del grupo automovilístico PSA. Hay que recordar que la multinacional gala adquirió a esta marca alemana hace poco más de un año.

Pero mientras llega el nuevo Corsa, hay espacio para disfrutar de este GSi, un artista de las curvas, como le considera la propia marca. Asi se demostró en la presentación a la prensa, ya que la marca eligió un escenario especialmente atractivo por las sinuosas carreteras de la llamada «Route des Crêtes». Un paraje repleto de curvas, que se cuentan por centenares, entre Francia y Alemania. Un terreno ideal sobre el cual el pequeño deportivo ha podido demostrar lo certero de su preparación.

El Corsa GSi de ahora es un pequeño deportivo cuyo carácter está marcado por un enérgico motor y un chasis ajustado a las exigencias de una conducción deportiva. El motor, original de la marca Opel, es un cuatro cilindros en línea con una capacidad de 1.4 litros que, gracias a la acción de un turbocompresor, consigue una relación entre el peso y la potencia muy favorable para la conducción deportiva, completada con una caja de cambios manual de seis velocidades.

El motor rinde una potencia de 150 caballos y un par motor de 220 Nm, por lo que están disponibles entre 3.000 y 4.500 rpm. Con ello se consigue una aceleración de 0 a 100 por hora en 8,9 segundos y una velocidad máxima de 207 km/h. Es decir, estamos ante un motor con una buena recuperación desde la zona baja del cuentavueltas.

El Corsa GSi, con una estética que no pasa desapercibida, cuenta con un chasis OPC, lo cual ya es una garantía de efectividad. A ello se une un equipo de frenos de disco, con pinzas pintadas de color rojo, que han sido puestos a punto por especialistas en el legendario circuito del Nordschleife de Nürburgring bajo la supervisión de Opel Performance Cars (OPC), para garantizar un comportamiento muy ágil y unas cortas distancias de frenado, especialmente cuando se montan las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas opcionales, con neumáticos deportivos 215/40 ZR18. En estas condiciones, el coche es una auténtica lapa en la carretera, Mantiene ya la trayectoria deseada en las zonas enlazadas de curvas y la frenada se mantiene siempre con máxima efectividad, sin notar pérdidas de presión o alargamiento de los metros de detención. Su comportamiento es el típico de un tracción delantera al que, jugando con el volante, puedes hacer derrapar de su parte posterior para inscribir mejor el coche en la curva.

El precio del pequeño deportivo es de 21.500 euros, aunque no es ésta la cantidad que ha de pagar el comprador, porque el precio de transacción, incluyendo las campañas de lanzamiento, es de 14.400 euros. En esta cantidad están ya incluidos los impuestos, como el IVA y la tasa de matriculación, los transportes y además los típicos mil euros que todas las marcas descuentas si la operación de compra se efectúa a través de la financiera de la marca. También va incluido en este precio el llamado «Pack GSi 1», en el que se incluyen una serie de elementos muy valorados, como son la cámara de visión trasera o los faros bi-xenon adaptativos con luces tipo LED de conducción diurna.