Jaguar F-Type, estilo clásico a la última en tecnología

Jaguar recupera la tradición de los descapotables con el F-Type, un modelo con las virtudes clásicas de los convertibles británicos pero con lo último en tecnología.

Jaguar ha rebuscado en su pasado para recrear un descapotable como aquellos de los años 60 y 70. Y el resultado es un coche como los de antes, pero con toda la tecnología de ahora: el F-Type.

El nuevo modelo de la firma británica tiene todas las características que hicieron de sus convertibles coches legendarios. Un tamaño bastante compacto -mide 4,47 metros de largo-, dos plazas, techo de lona y, por supuesto, una serie de motores pensados para hacer disfrutar a cielo abierto a sus ocupante.

Se ofrece con tres mecánicas que van de los 340 CV, hasta los 495 CV, pero todas se combinan con un cambio automático de 8 velocidades y el sistema Start/Stop. Gracias a ello, los consumos no son descabellados para un modelo de estas características. 9 litros cada 100 kilómetros el motor de 340 caballos, 9,1 el de 380 y 11,1 el top de gama, con los mencionados 495 caballos.

Las prestaciones también están a la altura de la tradición deportiva de Jaguar, con velocidades máximas entre 260 y 300 km/h, a la altura de su carácter superdeportivo.

Además, para que el conductor tenga en todo momento el control del coche a su gusto, las versiones más deportivas, los F-Type S presentan un botón Adaptive Dynamics que modifica la dureza de la suspensión en diferentes modos, para ofrecer un comportamiento más dinámico.

Más información sobre el Jaguar F-Type.