Motor

Jaguar y BMW se unen para fabricar coches eléctricos

Los dos grupos automovilísticos han confirmado un acuerdo para desarrollar conjuntamente la próxima generación de vehículos con propulsión eléctrica

Los grupos automovilísticos Jaguar Land Rover (perteneciente al conglomerado indio Tata) y BMW han confirmado un acuerdo de unión para desarrollar conjuntamente la próxima generación de unidades de propulsión eléctrica (EDU) que equiparán sus modelos electrificados de futuro. Otro ejemplo más de que la industria europea del motor hace frente con su propia tecnología al actual dominio sobre generación de electricidad en baterías que está en manos de países orientales.

Publicidad

El acuerdo entre estas grandes marcas supone una iniciativa para impulsar avances en las tecnologías de electrificación, que serán esenciales en la transición del sector de la automoción hacia un futuro de vehículos autónomos, conectados, eléctricos y compartidos (ACES). De esta forma, JLR y BMW unirán la experiencia que tienen ambos grupos en vehículos eléctricos y desarrollarán sistemas para la construcción de automóviles autónomos.

En la actualidad Jaguar-Land Rover tiene en el mercado modelos híbridos enchufables y el primer SUV Premium con batería eléctrica, el Jaguar I-PACE. Por su parte, BMW ya tiene una amplia experiencia en el desarrollo y producción en sus propias instalaciones varias generaciones de unidades de propulsión eléctrica desde el lanzamiento del BMW i3 en 2013.

El acuerdo alcanzado va a permitir que ingenieros de ambos grupos diseñen conjuntamente unidades de propulsión eléctrica (EDU). Los dos socios desarrollarán los sistemas para configurar las características específicas de sus respectivas gamas de productos. Entre los objetivos se encuentran desafíos como el aumento de la autonomía de la batería, la reducción en el tiempo de recarga y el aumento de las infraestructuras.

Cada socio fabricará sus EDU en sus propias plantas de producción.

Publicidad