Motor

José María Terol: "Diciembre estará marcado por un gran volumen de automatriculaciones"

Laentrada en vigor el próximo primero de enero de las sanciones a los automóviles que superen emisiones de 95 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro provocará, posiblemente, que las marcas saquen al mercado antes de esa fecha todas las unidades que no cumplan con esta normativa, lo que provocará una oleada de automatriculaciones, como ya ocurrió antes de la entrada en vigor de la norma WLTP en agosto del pasado año, en opinión de José María Terol, presidente de la firma japonesa Mazda en España.

Según Terol, uno de los dirigentes del sector del motor con más experiencia de nuestro país, es difícil calcular el número de automóviles que pueden salir al mercado por esta circunstancia, «pero podría llegar fácilmente a una cifra de 30.000 unidades». Esta circunstancia provocaría que el cierre de ejercicio se equilibrara en matriculaciones con el del año pasado, a pesar de que el mercado ha tenido una tendencia claramente a la baja en los nueve primeros meses del año. Hay que recordar que la normativa de la Unión Europea que impondrá multas a los coches que emitan más de 95 gramos por kilómetro no es una fórmula cerrada, ya que depende de otros factores como el peso, pero sirve para hacer un cálculo general. La penalización es de 95 euros por cada gramo de dióxido de carbono que sobrepase esta medida.

De esta forma, por ejemplo, un coche que emita 120 gramos de CO2, que son mayoría entre los que se venden actualmente, tendría una multa de cerca de 2.500 euros. Aunque se han establecido fórmulas para que los fabricantes presenten la media del conjunto de sus ventas y eviten de alguna forma una parte de las sanciones, se da por seguro que todas las marcas repercutirán el importe de la multa en la factura final del vehículo. Con lo cual los coches subirán de precio y, en algunas circunstancias, las leyes del mercado quitarán a ciertos modelos de la venta al no ser competitivos.

Para adaptarse a las nuevas exigencias sobre contaminantes de la Unión Europea, la mayoría de las marcas de automóviles han optado por la electrificación de sus gamas de modelos y otras, como Mazda, por una fórmula mixta que, además de la hibridación, trabaja en la optimización de sus motores de combustión interna para hacerlos más eficientes y limpios a través de la tecnología «Skyactiv X». En el primer apartado, la firma japonesa dispondrá en 2020 del 69% de su gama electrificada, contando con su nuevo modelo 100% eléctrico que se estrenará en el Salón de Tokio en noviembre, aunque también tiene en su oferta motores diésel para cubrir toda la demanda de los clientes.

Respecto a la tecnología «Skyactiv X», los ingenieros japoneses de Mazda han presentado un nuevo motor de dos litros y 180 caballos que combina el encendido por bujía de los motores de gasolina con el encendido por compresión de los diésel. El sistema logra mezclas entre 2 y 3 veces más pobres con lo que, sin perjudicar al rendimiento, se logran apreciables reducciones de consumo y emisiones. El nuevo propulsor trabaja en este modo la mayor parte del tiempo, a excepción de lo procesos de arranques en frío.

Mazda, al alza

Por lo que se refiere a las ventas de Mazda en España, José María Terol estima que, mientras el mercado apunta una tendencia negativa de unos nueve puntos, su marca podría cerrar el año con un incremento de matriculaciones del orden del 12%, con subidas muy significativas en las ventas a particulares. Calcula llegar a unas matriculaciones de unas 24.000 unidades. Ello significa que, desde 2012, cuando comenzó a operar la marca con fuerza en nuestro país y vendió 4.600 coches, obtendrá un crecimiento del 420% al finalizar este año.

Publicidad