El PSOE propone la implantación de carriles bici provisionales para evitar el coche

Inciden en la necesidad de ampliar las zonas peatonales mediante la ocupación de calzadas y la conversión de los espacios urbanos de alta densidad

Santander habilita un nuevo carril bici en Reina Victoria que unirá el frente marítimo con el Sardinero
AYTO

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia ha presentado una moción al Pleno de este jueves en la que propone la implantación de carriles-bici provisionales para evitar que aumente el uso del coche durante "la nueva normalidad".

La concejala socialista Esther Nevado ha señalado que la crisis generada por el Covid-19 ha conllevado una reducción del número de usuarios del transporte público, “lo que va a provocar que la ciudadanía busque alternativas”.

Por ello, ha considerado que desde el Consistorio "debemos dar facilidades para que esas elecciones sean sostenibles y no incrementen el uso del vehículo privado".

Nevado ha indicado que las limitaciones de movimiento han ocasionado "distintos paradigmas a los que no estamos acostumbrados" y que se deben afrontar como "una oportunidad en lo que a transporte se refiere".

"Las ciudades que han logrado reducir de un modo real y efectivo el uso de vehículos a motor de uso privado no fueron planificadas con tal perspectiva, sino que supieron aprovechar situaciones para cambiar y repensar su modelo de movilidad", ha apuntado.

La iniciativa del Grupo Municipal Socialista propone que las vías provisionales de carriles bici se complementen con otras actuaciones que ayuden a limitar el uso del automóvil privado en el centro urbano.

En este sentido, ha manifestado que "los espacios disuasorios, también temporales y gratuitos, pueden jugar un papel importante y suponer una solución eficaz si están conectados con las vías eventuales y también con bancadas del sistema de bicicleta pública y aparcabicis seguros para depositar las bicicletas privadas".

La concejala también ha puesto el foco en los peatones: "No solo es importante mejorar el espacio para la bicicleta, los viandantes también deben ser objeto de atención dadas las medidas de distanciamiento social".

Por ello, ha hecho hincapié en la necesidad de ampliar las zonas peatonales mediante la ocupación de calzadas y la conversión de los espacios urbanos de alta densidad.

Además, Nevado ha instado al equipo de Gobierno a reducir la velocidad de tráfico rodado en la ciudad, limitándola a 20 kilómetros por hora, "en la medida de lo posible", lo que contribuirá, a su juicio, a que "las medidas planeadas gocen de una mayor seguridad".

"Somos conscientes de que Murcia cuenta con 125 kilómetros de vías permanentes y que se ha anunciado que van a incrementarlos; de que van poner en marcha señalización vertical y horizontal que advierta de la presencia de ciclistas. Todo esto está bien, pero no es suficiente, porque Murcia necesita más".

Para la concejala socialista, “no se trata de alertar de la presencia de ciclistas sino de introducir la bicicleta en la estrategia de movilidad y apostar por un modelo sostenible”, explica Nevado, que propone “en definitiva una solución provisional, temporal y removible, de bajo coste y efectiva, tal y como ya se está poniendo en marcha en ciudades como Berlín, México DF o Nueva York o París”.