Obama justifica los drones pero endurecerá los requisitos para su uso

La Razón
La RazónLa Razón

El presidente de EEUU, Barack Obama, llamó hoy a "terminar la tarea de derrotar a Al Qaeda y sus fuerzas asociadas", al comenzar un discurso sobre su política antiterrorista en la Universidad de Defensa Nacional.

"El corazón de Al Qaeda en Afganistán y Pakistán está en camino de ser derrotado", destacó Obama.

Más allá de completar la retirada de Afganistán en 2014, argumentó Obama, "debemos definir nuestro esfuerzo no como una guerra infinita y global contra el terror, sino como una serie de persistentes esfuerzos dirigidos a desmantelar redes específicas de extremistas violentos que amenazan a Estados Unidos".

La red terrorista Al Qaeda y sus afiliados "intentan hacerse un hueco en algunos de los lugares más apartados e implacables de la Tierra", advirtió.

Según el presidente, pese a que Osama Bin Laden "está muerto"Estados Unidos "sigue estando amenazado por terroristas".

"Enfrentamos una amenaza real de individuos radicalizados aquí en Estados Unidos", agregó, al recordar el atentado del pasado 15 de abril en la ciudad de Boston, presuntamente cometido por los hermanos Tsarnaev, de origen chechén y residentes legales en el país, uno de ellos fallecido durante una operación policial.

"Las amenazas a las instalaciones diplomáticas y las empresas en el extranjero. Extremistas de cosecha propia. Ese es el futuro del terrorismo", apuntó Obama al recordar también el ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi (Libia) del 11 de septiembre de 2012.

«Drones»

Barack Obama, defendió hoy el uso de aviones no tripulados contra grupos terroristas porque, a su juicio, han "salvado vidas", pero propuso normas para aumentar la transparencia y garantías de esta opción.

"Estos ataques han salvado vidas. Además, estas acciones de Estados Unidos son legales", si bien el que sean legales o eficaces no quiere decir "que sean sabias o morales en cada instante", reconoció Obama durante un discurso sobre su política antiterrorista en la Universidad Nacional de Defensa en Washington.

El mandatario consideró que el progreso continuo contra Al Qaeda "reducirá la necesidad"de ataques con aviones no tripulados o "drones", y dijo que Estados Unidos sólo dirige ataques contra Al Qaeda y sus afiliados.

"Estados Unidos no ataca cuando tenemos la capacidad de capturar a terroristas, nuestra preferencia siempre es detener, interrogar y enjuiciar.... Estados Unidos no realiza ataques para castigar a individuos", precisó.

Obama justificó el uso de aviones no tripulados en casos como el que acabó con la vida del clérigo estadounidense Anwar al Awlaki en Yemen.

"Cuando un estadounidense va al exterior para lanzar una guerra contra EE.UU. y está activamente planeando matar a ciudadanos estadounidenses, su ciudadanía no debe servirle de escudo, del mismo modo que un francotirador no debe ser protegido cuando dispara contra una muchedumbre inocente", dijo Obama.

No obstante, Obama anunció normas más estrictas y transparentes en el futuro para enmarcar esta opción.

"Antes de realizar un ataque, tiene que haber una certidumbre casi total de que no se matará o lesionará a civiles, es la norma más alta que podemos establecer", enfatizó el mandatario.

Obama reiteró su compromiso de trabajar de forma conjunta con el Congreso para revisar propuestas que amplíen la supervisión de las operaciones con "drones"y recalcó que el uso de la fuerza debe ser parte de una "discusión más amplia"sobre una estrategia integral de seguridad.

Sobre el ataque contra Al Awlaki, Obama insistió en que habría sido un abandono de su responsabilidad como presidente si no hubiese ordenado el ataque que le causó la muerte.