El mensaje del Rey

Con muchas arengas republicanas, garantiza larga vida a la Monarquía

El Rey Felipe VI dirige a los españoles el tradicional mensaje de Navidad
El Rey Felipe VI dirige a los españoles el tradicional mensaje de NavidadCasa de S.M. el ReyLa Razón

Esta noche es Nochebuena y, como marca la tradición, el Rey dirigirá su mensaje navideño a los españoles. En esta alocución en particular, el Gobierno se ha empeñado a fondo en que la noticia pivote en torno al tratamiento que el monarca dará a la situación del Rey emérito D. Juan Carlos. A juzgar por lo que el vicepresidente Iglesias dice, los españoles no están preocupados por la pandemia y sus consecuencias, sino que la monarquía es lo que les provoca el insomnio, y suspiran por una Tercera República que resolverá todos los problemas, convirtiendo España en un anticipo del paraíso terrenal.

Que desde el Gobierno se ataque impunemente a la Jefatura del Estado, socavando continuamente su legitimidad, y abogando por un cambio en la forma de Estado, demuestra cuáles son las prioridades de quienes nos gobiernan, lo cual, por cierto, no pasa desapercibido para nuestros socios y vecinos en la comunidad internacional, como vamos comprobando un día sí y otro también.

Escuchar en el «Consejo estatal ciudadano» del pasado fin de semana la monográfica intervención de Iglesias dedicada a su anhelada república, nos exime de más comentarios. Desde luego que con muchas arengas republicanas como la suya, y llamando «monárquicos» al resto de partidos que no forman su bloque «de la dirección del Estado», como si estuviéramos en los años treinta del siglo pasado, garantiza una larga vida a nuestra Monarquía constitucional. Con sus limitaciones y defectos, sencillamente no hay color. Muchas gracias, señor Iglesias.