Del aceite a los transgénicos

La Razón
La RazónLa Razón

Los precios del aceite de oliva han vuelto a subir en el mercado interior español durante la última semana. Ello se debe a la corta producción de este año y al buen ritmo de la comercialización. De acuerdo con las últimas cifras hechas públicas por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), las ventas totales (en España y al exterior) se situaron por encima de las 103.000 toneladas. Si se tienen en cuenta las existencias que hay y el tiempo que falta hasta que salgan al mercado las primeras partidas de aceite de la próxima campaña, se deduce que ésta comenzará prácticamente sin mercancía almacenada. Mientras tanto, durante la temporada 2013-14, España vendió en el exterior 1,2 millones de toneladas de aceite, de las que 531.000, casi la mitad, fueron a parar a Italia. Una buena parte de ellas se colocaron en los mercados exteriores como si hubiesen sido producidas en este país. Y es que, a pesar de los importantes avances que ha hecho el sector español en los últimos años, la comercialización en el mundo sigue siendo cosa de italianos.

Mientras tanto, los ministros de Agricultura de la UE se reúnen hoy en Luxemburgo con el objetivo de llegar a un acuerdo sobre la normativa comunitaria para la agricultura ecológica. Durante este encuentro va a sobrevolar el más que probable rechazo del Parlamento Europeo a la propuesta que ha presentado la Comisión Europea, por la que se da libertad a los estados miembros para prohibir la comercialización, en sus respectivos territorios, de los transgénicos destinados a la alimentación humana o animal. Se mantiene, por tanto, el lío en este asunto, lo que complica aún más las negociaciones con Estados Unidos.