El lío de la PAC

Los responsables del Ministerio de Agricultura tienen previsto que los Decretos por los que se desarrolla en España el nuevo régimen de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) se aprueben en la reunión del Consejo de Ministros del próximo 19 de diciembre. Todo dependerá de las negociaciones que mantienen ahora mismo con la Comisión Europea, que han pedido a las autoridades de Madrid que modifiquen algunos puntos de los proyectos que habían remitido a los responsables en Bruselas.

Así, por ejemplo, el número de regiones en las que se ha dividido a España será de alrededor de 50, en lugar de la 24 previstas inicialmente por el equipo de la ministra Tejerina. Desde el Ministerio de Agricultura español insisten en que este cambio no tendrá repercusiones para los beneficiarios de las ayudas. Otra de la modificaciones afecta a la definición de agricultor activo, que es el único con derecho a recibir ayudas. La petición de Bruselas con respecto a este tema ha sido recibida con preocupación por parte de algunas organizaciones agrarias. También se han planteado matizaciones en lo que respecta a los llamados derechos especiales, sus importes y los beneficiarios de los mismos. Estamos, por lo tanto, en los momentos finales de las negociaciones con Bruselas en el marco de un proceso complicado sobre la aplicación de la nueva normativa comunitaria, que es muy compleja. Un lío, vamos, que tiene preocupados a todos los que reciben ayudas, porque no saben cuál va a ser el importe de las mismas en relación con las que perciben ahora y, además, quieren conocer lo más rápidamente posible todas las reglas del juego que deberán respetar.