El revuelto mundo médico

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El proceloso mundo de las organizaciones médicas sigue dando para escribir ríos de tinta. Esta semana, dos entidades han estado en el ojo del huracán por cuestiones diversas. La primera ha sido el Consejo General de Colegios de Médicos, en donde su presidente ha vuelto a las andadas, con un ataque teledirigido, muy del gusto de la izquierda, contra la Sanidad privada. Es una pena que Juan José Rodríguez Sendín retorne por sus fueros porque en el último periodo de su mandato había moderado de forma impecable su discurso y pulido muchos errores anteriores, protagonizando incluso gestos con dirigentes del PP, como la ministra Ana Mato, que le honran. Es normal, por tanto, el enfado que ha mostrado en bloque todo el sector, que recuerda a Sendín que es presidente de todos los médicos, tanto de los que trabajan en la Sanidad pública como en la privada, y no sólo de los primeros. La otra organización que ha estado en la picota ha sido el Colegio de Médicos de Madrid, el más importante junto con el de Barcelona. En una asamblea en la que se aprobaron las cuentas, la presidenta, Sonia López Arribas, dio toda una lección de honradez, seriedad y ética de la que deberían tomar nota los presidentes de otras corporaciones del ámbito médico y de fuera de él. La psiquiatra lamentó en público la presión externa de empresas que buscan de forma exclusiva su propio interés, ajeno al del colegio, e hizo un emocionante alegato en defensa de su independencia. López Arribas alertó además de que existe «riesgo de que haya contratos que se adjudiquen a dedo, en condiciones de privilegio y nada competitivas» en la entidad que dirige, en alusión a las diferentes corrientes que imperan en su junta. Habrá que estar atentos para ver quién estampa su firma en dichos contratos.