Fernando: ¡SOS!

La Razón
La RazónLa Razón

Hoy hace cinco siglos que murió Fernando el Católico. Sucedió en Madrigalejo, pequeña localidad, para lo que son los pueblos extremeños, de la provincia de Cáceres, que se apresta a celebrar este quinto centenario con diversos actos. Lo mismo sucederá en otros lugares que estuvieron estrechamente vinculados a este personaje decisivo en la historia de Aragón y de España, como Sos del Rey Católico, donde nació, una de esas villas de visita obligada y que está situada al norte de la provincia de Zaragoza, en el límite con Navarra. Hace quinientos años se acababa de formar la España que ha llegado hasta nuestros días, una vez que se había culminado la Reconquista en tierras granadinas y que los Reinos de Castilla y Aragón terminaron unidos por el matrimonio de Isabel y Fernando. Cinco siglos después de la muerte de este monarca, figura clave en el proceso de unificación, nos encontramos justamente en el contrario, el de desmembración, con las consultas sobre la permanencia, o no, en España, de Cataluña y el País Vasco, como uno de los elementos estelares en el proceso de negociación que lleva a cabo Pedro Sánchez, el contestado líder del PSOE, para lograr un pacto con el PNV y los de Podemos y sus «confluencias», entre otros grupos. Mientras tanto, y según cuentan los especialistas en asuntos socialistas, crece la contestación de los barones y líderes históricos, que están con los pelos de punta, pero sin atreverse a dar un paso y decir algo así como «hasta aquí hemos llegado». Me gustaría saber, por ejemplo, lo que piensa de todo esto Felipe González, que supongo no estará muy contento, dada su relación con la oposición al régimen de Maduro, por los escarceos de Sánchez con los podemitas, tan vinculados al régimen chavista. Para salir del atolladero actual, no estaría de más contar con un político como el protagonista del «Príncipe» de Maquiavelo, que según cuentan se inspiró en Fernando el Católico para crear ese personaje. Fernando: SOS.