Incongruencia extrema

La Razón
La RazónLa Razón

Sánchez pide la abstención para el CETA, lo que, ateniéndonos a su criterio de que no vetar es sinónimo de apoyar, significa que está votando que sí. La persona encargada de que sus compañeros parlamentarios respeten la disciplina de voto y se abstengan será Margarita Robles, la misma que rompió la disciplina de voto de su grupo no acatando la orden de abstenerse en la investidura de Rajoy. Pablo Iglesias felicita a los dos concejales de IU por supuestamente prevaricar, gastarse el dinero público y cometer un delito societario en nombre de la lucha contra la prevaricación, el mal uso del dinero público y los delitos societarios. Sánchez Mato se defiende alegando que él también pidió a Dancausa que, en nombre de la decencia, dejara su cargo y ella tampoco le hizo caso. En paralelo, Alberto Garzón no solo abronca a Pablo por ningunear a IU, sino que pasa a la venganza proponiendo que todo aquel que suba a la tribuna del Congreso lo haga sin papeles y hable a pelo, como diciéndole a su socio-líder: «Ahora vas y te cascas otras tres horas y media de soflama».

Joan Ribó afirma que las hogueras de Alicante son más artísticas que las fallas. Está claro que don Joan puede opinar lo que quiera, pero cuando uno es alcalde de Valencia, que luego no se extrañe de que los casals falleros estén echando chispas. 65.500 votos que acaba de perder. Dice Montoro que hay que defender la presunción de inocencia de CR7, que es lo que no hace el fisco con el resto, que en cuanto se nos olvida declarar 30 euros, nos convertimos en los golfos apandadores. Esta semana, nuestros políticos se han puesto en modo bipolar y lo mismo han dicho una cosa que han defendido lo contrario. Espero que solo sea necesidad de vacaciones y no una peligrosísima pandemia de incongruencia extrema.