Infame y vergonzoso

Infame y vergonzoso es que Iñaki Goioaga sea senador en España pese a los esfuerzos de todos por evitarlo. Terrible es que este abogado de ETA esté viviendo del dinero de nuestros impuestos con total impunidad sin nadie que le pida explicaciones. Este individuo representa al partido Amaiur, sucesor de toda la izquierda abertzale, y es una vergüenza e insulto para todas las víctimas del terrorismo. Volvemos a la época en la que Batasuna se adueñaba del dolor a la democracia y Goioaga nos representa a esta organización ilegalizada y terrorismo de gran dolor. Sin embargo, su nombramiento como senador va a durar poco tiempo, pues su vinculación con la organización terrorista es enorme y sólo falta descifrar unas comunicaciones suyas con la banda terrorista, algo en lo que la Guardia Civil trabaja e investiga con mucho esfuerzo. Tendrá que ser Gómez Bermúdez quien decida en el futuro, si Goioaga debe ser o no procesado por pertenecer a ETA, algo que esperemos quede meridianamente claro en la investigación de la instrucción del sumario Halboka. En España es fácil ver a corruptos y personas con delitos mayores queriendo dar ejemplo en la política, y tal es el caso del más que sospechoso de pertenecer a ETA Iñaki Goioaga. Nos queda camino todavía para consolidar nuestra democracia y tener auténticos servidores y representantes de la sociedad que no estén manchados por el terrorismo, la corrupción, etc. Es un largo camino que conseguiremos entre todos con mucho esfuerzo y donde finalmente encontraremos a auténticos representantes de las urnas que no tengan sospecha de delito sobre su trayectoria profesional.