Música y política

La Razón
La RazónLa Razón

Lamentablemente ésta es la única tribuna en la que se tratan temas de política musical, salvo algún que otro editorial en revistas especializadas. Sería muy deseable que compañeros en la crítica musical tuviesen oportunidad de contar y opinar no sólo sobre la estricta música, sino también de cómo se gestiona lo que escuchamos. Y es que, créanme, hay mucho sobre lo que tratar. Vean algunos ejemplos.

Hace apenas un mes que Candelaria Rodríguez se enteró por la Prensa que no seguía siendo la directora del Festival de Canarias y que su puesto sería asumido temporalmente por una comisión técnica. No debería haberse sorprendido, ya que ella misma fue elegida tras una decisión igual de política. Con los dedos de una mano se pueden contar las personas que mandan musicalmente en Canarias. Ella contaba con el apoyo de uno y con el desacuerdo del otro, que es quien esta vez triunfó y quien se mueve para colocar en su lugar al pianista Iván Martín. Así de fácil.

Una comisión técnica eligió a Josep Vicent como nuevo director artístico del Auditorio de la Diputación de Alicante tras un concurso que ha sido denunciado ante la Fiscalía por otro de los aspirantes. Según éste, conocido director y musicólogo, se habría diseñado con unas especificaciones que retrataban a Vicent, el candidato de Ciudadanos y en las entrevistas también se habrían producido irregularidades. Se da la circunstancia que el PP necesita su voto para mantenerse en la Diputación, a cambio del cual Ciudadanos se reservó la elección de las más importantes instituciones culturales. Los sillones que se piden a veces no están tan a la vista, pero están. La Orquesta de Valencia ha realizado una encuesta telemática entre sus miembros sobre la continuidad de Yaron Traub como titular. Cincuenta votaron en contra y sólo dieciséis a favor. Pesan sin duda los once años que lleva en el podio. Decidirá Vicent Ros, el nuevo director del Palau y aliado de él durante años. Inspector de la orquesta, ha sido elegido en un concurso en el que era claro favorito Manuel Muñoz, director en 1990 y 1991 y que actualmente desempeñaba acertadamente el cargo de subdirector. Traub se habría movido por unas alturas que domina bien en un intento de continuar. Uno de los candidatos se plantea recurrir el nombramiento de Ros.

No es superior el nivel de los siete candidatos que se han presentado a dirigir el Teatro de la Maestranza y la Orquesta de Sevilla. De hecho parece ser que uno de ellos, Félix Palomero, destaca con mucho sobre los demás, no en vano ha ocupado cargos de máxima responsabilidad en la Escuela Reina Sofía, la Fundación Albéniz, la Sinfónica de Galicia, la de la Comunidad de Madrid, la OCNE y el INAEM. En la actualidad, estaba ligado a Musiespaña, relación que interrumpió hace pocas semanas. Sin embargo, hay quienes cuentan con apoyo político local y la decisión se demora más de lo previsto y conveniente.

¿No les parece que estas cosas deben ser conocidas?