Un Madrid de lujo

Este Real Madrid tiene mucho recorrido. A estas alturas de la temporada, con los objetivos y posibilidades ya muy marcados, se comienza a hablar de futuro y de fichajes. Una de las cuestiones cíclicas en este capítulo es la necesidad de un sustituto para Xabi Alonso, que es el gran motor del equipo. Está bien que el cuerpo técnico piense en el futuro y no baje la guardia. Pero hay que decir que a Xabi Alonso le queda cuerda para rato y que la plantilla que tiene ahora mismo el Madrid es difícilmente mejorable. Hay que buscar refuerzos y nunca cerrar la puerta a nadie, pero este equipo tiene mucha fuerza en todas sus líneas.

La pasada semana ofreció dos claras lecciones: en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Galatasaray y en la Liga frente al Levante. Juego, goles, espectáculo y brillantez.

Sería un error, que espero no se cometa, poner en marcha un mecanismo de renovación inmediato, que no hace falta. Cuando las cosas funcionan no hacen falta mudanzas. Y ahora, en el Real Madrid, las cosas funcionan, empezando por el técnico. Mourinho es pieza clave e intocable en un bloque plagado de figuras y que necesita mando en plaza. Dicho lo cual, está muy bien que los blancos trabajen pensando en el futuro, busquen nuevos fichajes y no se conformen con lo que tienen, pero desde luego el trabajo deberá ser fino y de orfebrería. No hacen falta efectismos. Hay mucha calidad. ¡Es mucho Madrid!