El populismo también crece en alemania

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Las elecciones regionales celebradas ayer en los estados federados de Sajoni-Anhalt, Badem-Wurtemberg y Renania-Palatinado han traído un fuerte crecimiento de la formación de extrema derecha «Alternativa Alemana», que se ha convertido en la segunda fuerza en Sajonia, desplazando a los socialdemócratas. También la formación de la canciller, Ángela Merkel, la CDU, pierde muchos apoyos, hasta el punto de que parece muy difícil repetir las actuales coaliciones con los socialistas. Si bien la gestión de la crisis migratoria está detrás de la subida de los populistas germanos, lo cierto es que en toda la Unión Europea se está registrando este fenómeno, cuyos propagadores juegan con las frustraciones y los miedos de los electores, a quienes se seduce con soluciones simples, incluso mágicas, para problemas extraordinariamente complejos. Que una dirigente política como Angela Merkel, que ha llevado a su país a una posición envidiable en lo económico y en lo social, se vea zandareada por una conjunción de xenófobos y populistas que apelan al nacionalismo de los alemanes, demuestra el riesgo de fractura interna de las sociedades democráticas. Una razón más para que los grandes partidos nacionales se unan contra el sarampión antisistema, ya sea de izquierdas o de derechas.